2 de mayo de 2008

El mejor amigo del contorsionista

Ya hemos comentado que los primeros directores de cine buscaban entre los artistas a los protagonistas de sus breves historias. La mayoría de las veces era la simple filmación de una exhibición de las habilidades del artista en cuestión. En este enlace nos encontramos con una desconocida contorsionista que trabaja con un perrito. Un buen número, la verdad, incluso para hoy en día, aunque fuese conveniente un cambio de vestuario, o más bien, una reducción del vestuario.

No hay comentarios: