12 de diciembre de 2014

El Gran McGonigle



The Old Fashioned Way (1934), William Beaudine
The Old Fashioned Way nos ofrece la oportunidad de convivir con una compañía teatral de la vieja escuela, asistir a una de sus representaciones y conocer los modos y artes de su pícaro director, el Gran McGonigle. Quienes hayan seguido nuestras incursiones en las peripecias de las compañías de cómicos itinerantes –las de Los farsantes, Ukigusa, Vita da cani o Luci del varietà- comprobarán que en todas partes cuecen habas.


El Gran McGonigle es un empresario sin un duro, incapaz de pagar los billetes de tren en el que escapa de una pequeña ciudad hasta su siguiente destino. Cuando el galán y cantante (Jack Mulhall) le dice que si le da dos dólares para un billete se larga de la compañía, McGonigle afirma imperturbable que si tuviera esos dos dólares ya habría formado una compañía nueva. Para su suerte encuentra un billete de litera y se lo queda, lo que nos permite contemplar a Fields en uno de sus números clásicos –“The Pullman Sleeper”, de 1921-, en el que intenta encajar su inmensa humanidad en uno de esos nichos en los que se pernoctaba en los ferrocarriles estadounidenses.


Perseguido por el sheriff, McGonigle consigue llegar con su compañía a Bellefontaine. Allí se instala en una pensión donde vive la terrible aficionada Cleopatra Pepperday (Jan Duggan). McGonigle hace lo que puede por rehuirla hasta que se entera de que dispone de una cuantiosa fortuna. Por desgracia tiene también un adorable nieto (Baby LeRoy, la Némesis fieldsiana) y un prometido que no es otro que el sheriff de la ciudad. Estos giros argumentales proceden de Two Flaming Youths, con esa facilidad que tenía Fields para reciclar viejas tramas y exitosos números de sus días de gloria en Broadway.


La mano derecha de McGonigle es Marmaduke Gump. Se trata de Tammany Young, al que los que sigan el ciclo Fields verán siempre a la sombra del Gran Hombre, desde su encuentro en Sally of the Sawdust. Tammany Young había comenzado a principios de los años diez del pasado siglo con Griffith y Mack Sennett. Llegó a tener, junto a Fay Tincher, una serie propia -“Bill y Ethel”- en la que Tod Browning cargaba con los papeles secundarios. También figura en el reparto de The Mighty Barnum (El poderoso Barnum, 1934). Desgraciadamente falleció en 1936 antes de cumplir los cincuenta años, poco después de finalizar el rodaje de Poppy.


Entre los aliados de McGonigle, su hija Betty (Judith Allen) y un estudiante enamorado de ella que pretende dejar la vida regalada y dedicarse al teatro (Joe Morrison) y que pronto encuentra acomodo por deserción del galán titular. Por desgracia, su padre llega a la ciudad dispuesto a hacer regresar a su hijo al redil.


Todo augura un fracaso más, pero el anuncio de la presencia de la estrafalaria señorita Pepperday en el reparto ocasiona un lleno fenomenal en la sala y la mayor recaudación en la historia de la compañía del Gran McGonigle, agobiado no obstante por embargos varios y acusaciones de estafa.



The Old Fashioned Way se hace acreedora de su título porque mientras esta trama tiene lugar entre cajas, en el escenario se desarrolla un completo drama en tropecientos cuadros titulado -¿casualmente?- “The Drunkard”, o sea, “El borracho”, “El trompas”-. Simon Louvish, el biógrafo de Fields, data esta obra anónima en 1844, dice que fue el primer drama americano en alcanzar las cien representaciones consecutivas y atribuye al mismísimo Phineas T. Barnum su exitosa reposición de 1853. Hermanos enamorados de la misma mujer, pérfidos canallas, muchachas repudiadas, hijos del engaño… En su rendición del caballero Cribbs Fields deja galopar su vena histriónica y su gusto por los modos arcaicos en lo que constituye un rendido homenaje al teatro de corte victoriano.


No contento con ello, en el fin de fiesta, el Gran McGonigle ejecuta el número de malabarismo que le ha hecho mundialmente famoso. Es nuestra mejor oportunidad de comprobar porqué Fields fue aclamado como el primer malabarista de su época y encabezó los carteles de las revistas de Ziegfeld.

The Old Fashioned Way (1934)
Producción: Paramount Pictures (EEUU)
Director: William Beaudine.
Guión: Jack Cunningham y Garnett Weston, basado en un argumento de Charles Bogle (W.C. Fields).
Intérpretes: W.C. Fields (The Great McGonigle / Squire Cribbs), Joe Morrison (Wally Livingston / William Dowton), Baby LeRoy (Albert Pepperday), Judith Allen (Betty McGonigle / Agnes Dowton), Jan Duggan (Cleopatra Pepperday), Tammany Young (Marmaduke Gump), Nora Cecil (Mrs. Wendelschaffer), Jack Mulhall (Dick Bronson), Samuel Ethridge (Bartley Neuville / Edward Middleton), Ruth Marion (Agatha Sprague / Mary Wilson), Richard Carle (el sheriff), Larry Grenier (Drover Stevens), William Blatchford, Jeffrey Williams, Donald Brown.
70 min. Blanco y negro.

Shocked and amazed


Esta revista es un auténtico homenaje a los espectáculos y exhibiciones de los Side Shows. En cada uno de sus números se nos presentan gigantes, enanos, faquires, deformes, chicas de hawai, momias, etc. En esta ocasión, D.B. Denholtz escribe un artículo titulado: "Fleas to meet you", una auténtica visita guiada que nos explica lo que eran los Circos de Pulgas, nos cuenta su historia y muchas anécdotas relacionadas con los circos de estas diminutas criaturas, artistas a la fuerza. Editada por James Taylor, Shocked and Amazed tiene su punto principal de distribución en la librería Atomic Books, una librería especializada en freaks y sideshows y otros asuntos de similar rareza.

TAYLOR, James
Shocked and Amazed
On & Off the Midway
Vol. #8
VV.AA.
Dolphin Moon Press-Baltimore, 2005
ISBN: 0-940475-09-X


9 de diciembre de 2014

Una lección de Tati


Cours de soir (1967), Nicolas Ribowski

Filmado durante una interrupción del rodaje interminable de Playtime, el cortometraje Cours de soir es una excelente lección de mímica, literalmente. Jacques Tati, imparte una clases de comedia a unos “entusiastas” alumnos.

Tati se tropieza con el escalón y dice a sus alumnos: “Volveremos a esto al final de la clase”. Lección 12: La Observación. “la observación te permite descubrir la naturaleza de ciertos tipos de personalidad”, contesta uno de los aspirantes a actor. Para explicar la lección, Tati se dispone a desplegar un gran desfile de fumadores. Le siguen el tenista, donde Tati es un verdadero especialista; el pescador, que nos ayuda a entender el tempo de este artista; y el cartero, secuencia en la que Tati aprovecha para presentar una versión mejorada del entrenamiento de carteros que aparecía en L’Ecole des facteurs.
En esta clase magistral no podía faltar la equitación y tenemos la suerte de ver, ¡por fín! , a Tati montado sobre un caballo de verdad. “La gente monta a caballo según su profesión”, dice mientras acerca a sus alumnos a la ventana. La broma le sirve para demostrarnos su destreza sobre el caballo y de paso hacer unas cuantas imitaciones.Al final de la clase, y como había prometido, vuelve al escalón. Una loca explicación matemática sobre la pizarra pretende instruir a los desafortunados alumnos. Uno tras otro se tropiezan con el escalón sin gracia alguna para desesperación del maestro. Como el escalón no marcha, se ponen a probar con una columna. La fórmula matemática tampoco parece funcionar… hasta que Tati se tropieza de verdad y se golpea la cabeza con la columna. “Se suspende la clase. Practiquen en su tiempo libre”.En realidad, este peculiar profesor no tiene una metodología clara y estructurada como la de Mr. Bean en Una lección magistral (1996), pero Tati es único y de sus lecciones se puede aprender mucho más de lo que uno cree. También es verdad que se aprende más en los documentales y en las entrevistas que le hicieron a lo largo de su carrera. En una de ellas dice: “Comedy lies not in the actions of the comedian, but in the comedian’s ability to reveal the comic dimension of others”. Para mi, eso si que es una gran lección.Al final del corto, Tati se hace un homenaje a si mismo cruzando una de las calles de Tativille mientras los trabajadores mueven los edificios. Tati vive justo enfrente, en un bajo-chabola. En realidad, en esas fechas estaba completamente arruinado y ya había perdido su casa.


Cours de Soir (1967)
Productora: Specta Films (Francia)
Director: Nicolas Ribowski
Asistente: M.F. Siegler
Cámara: Jean Badal
Música: Léo Petit
Intérpretes: Jacques Tati (Monsieur Hulot), Alain Fayner, Marc Monjou
Color, 30 min.


6 de diciembre de 2014

Apasionadamente


Carnival Story (
Apasionadamente, 1954), Kurt Neumann

APASIONADAMENTE es el título español de la película del director alemán Kurt Neumann, Carnival Story (1954). En ella podemos admirar a la guapa Anne Baxter (nieta del famoso arquitecto Frank Lloyd Wright) en el papel de Willie, una mujer desesperada, sin dinero, que quiere recomenzar su vida trabajando para una feria-circo americana en Alemania.



Willie (Anne Baxter) roba a Joe (Steve Cochran) la recaudación de una de las atracciones de la feria. Está hambrienta y lo primero que hace es comprarse un bocadillo. Joe, representante del circo y un chulo de primera, se da cuenta del hurto y después de una discusión, le ofrece a Willie un trabajo en la feria. Después de una ducha (Willie está sucia y quiere ducharse antes de compartir dormitorio con las otras chicas de la feria), donde se advierte la gran sensualidad de Anne Baxter, Joe y Willie comienzan su apasionada relación.





En la feria trabaja el Gran Colloni (Lyle Bettger), un acróbata que salta desde más de cuarenta metros a una piscina, que también se siente atraído por la joven y a la que ofrece trabajar junto a él en el arriesgado número. El día del estreno, en lo alto de la escalera, Frank Colloni le declara su amor y le pide matrimonio. Willie no le ama, se siente fatalmente atraída por Joe, que se aprovecha de la situación: "no dejaremos que una tontería como el matrimonio nos separe". Joe es un hombre sin escrúpulos, un auténtico chulo, capaz de lo peor, y provoca la muerte de Frank, roba el dinero a Willie y pretende chantajearla acusándola de la muerte de su marido. Pero menos mal que en la feria trabaja Groppo, un gigantón mudo que también siente por Willie una atracción especial…


Hay una versión de esta película en lengua alemana titulada Rummelplatz der Liebe (1954), con otros protagonistas. Kurt Neumann es el realizador de otras dos películas que forman parte de la colección Circo Melies: The Big Cage (1933), una película protagonizada por el beluario Clyde Beatty y Let´s sing again (1936). Neumann es el realizador de The Fly (1958), después de la cual el realizador se suicidó sin conocer el éxito de taquilla de esta película.

Carnival Story (Apasionadamente, 1954)
Producción: King Brothers Productions / Westia Film (EEUU)
Director: Kurt Neumann
Guión: Marcy Klauber & Charles Williams
Intérpretes: Anne Baxter (Willie), Steve Cochran (Joe Hammond), Lyle Bettger (Frank Colloni), George Nader (Bill Vines), Jay C. Flippen (Charley Grayson), Helene Stanley (Peggy), Ady Berber (Groppo).
95 min. Technicolor,


3 de diciembre de 2014

Wilson, Keppel and Betty


Soft Lights and Sweet Music (1936)

Hace muchos años, tantos que no quiero ni acordarme, coincidí con el Circo Hazzard, un pequeño circo familiar inglés, que estaba por Andalucía y en el cual, muchos de nosotros tuvimos nuestro bautismo circense. El circo lo llevaban dos payasos, Orlways y Harry Hazzard, auspiciados por el padre del primero, Michael Balfour (Ancient Hazzard), actor de teatro y cine muy popular en Inglaterra y Estados Unidos, que los últimos años de su vida decidió vivir una aventura circense como payaso y escultor en el sur de España. El caso es que Harry y Orlways hacían un número vestidos de egipcios delante de una tela pintada con pirámides y palmeras, con un baile idiota sobre arena de playa, que, aunque nos tronchábamos de la risa, nunca llegamos a entender del todo. Ellos nos explicaban que era un número muy antiguo, que tenía mucho éxito en los Music Hall ingleses, y la verdad es que disfrutaban haciéndolo, igual que en la entrada de los empapeladores, dos buenos payasos de verdad.
Los tenía olvidados, aunque sabía que ahora se habían establecido en otro sur, en el sur de Francia (Belrepayre), pero el otro día los volví a ver en una película de 1936 (Soft Lights and Sweet Music). No me lo podía creer, allí estaban los originales, el trío Wilson, Keppel & Betty con Cleopatra´s Nightmare, su danza de la arena, el número que inspiró a nuestros amigos Los Hazzard, un número tan famoso como decían.




Luke McKernan nos dice: "They first appeared as a trio in Des Moines, Iowa, and began to develop what was to become their famous ‘Cleopatra’s Nightmare’ sand dance routine, using Luigini’s celebrated ‘Ballet Egyptien’ ballet music, originally arranged for them by Hoagy Carmichael. They used the band parts for three decades. Quite how and why they came up with such an act we do not know, but there was a tradition of sand dancing in the music halls, and the discovery of Tutankhamen’s tomb in 1922 had created a fashionable interest in all things Egyptian … They inspired many imitators, but none came close to the mixture of anarchy, suggestiveness, humour, grace and knobbly knees that made Wilson, Keppel and Betty a unique phenomenon. As the music hall journal The Call Boy put it, ‘Wilson, Keppel and Betty was a marvellous act, the epitome of real variety’. Clever, clean and very funny. It was the pros’ favourite act because the performance on the side of the stage when Jack and Joe made their quick changes of costume while Betty danced her solos was as funny as their stage act. Every move of their changes wastimed to perfection’. Praised by their peers and loved by audiences for decades, the legend of Wilson,Keppel and Betty lives on".

El trío de artistas fue filmado en varias ocasiones por compañías británicas que hacían recopilaciones de actos de variedades. A la ya mecionada Soft Lights and Sweet Music (1936) hay que añadir Variety Jubilee (1943) y Starlight Serenade (1943), cuya estrella es Bonar Colleano de la familia Colleano, junto con los que iniciaron su aprendizaje artístico en Australia a principios del siglo XX.




Soft Lights and Sweet Music (1936)Producción: British Lion Film Corporation
Dirección:Herbert Smith

Intérpretes: Ambrose and His Orchestra, Evelyn Dall, Western Brothers, Harry Tate, Billy Bennett, Turner Layton, Elisabeth Welch, Max Bacon, Wilson Keppel and Betty, Donald Stewart, Karina, The Three Rhythm Brothers, The Four Flash Devils, The Four Robinas, The Five Charladies.
86 min. Blanco y negro