30 de octubre de 2014

2 Temple-Robinson x 1




The Little Colonel (La pequeña coronela, David Butler, 1935)


El malhumorado y temperamental Coronel Confederado Lloyd (Lionel Barrymore) no quiere volver a ver a su hija Elizabeth (Evelyn Venable) cuando se entera de que esta se quiere casar con el oficial yankee Jack Sherman (John Lodge). Seis años después, Elizabeth regresa a su ciudad natal con su hija Lloyd (Shirley Temple) que poco a poco encandila a su abuelo, revoluciona la apacible vida de la plantación y reconduce la relación de su abuelo con su madre.



Poco después vuelve también Jack, pero vuelve enfermo y arruinado, pues se ha metido en negocios con socios poco recomendables. La pequeña se traslada temporalmente a casa de su abuelo donde va ganándose su corazón y ayudándole a recordar que la Guerra acabó hace ya unos cuantos años.


El esperado reencuentro de Elizabeth con su padre se produce después de que los antiguos socios de Jack le intenten engañar de nuevo y de que la pequeña Lloyd pida ayuda a su abuelo para salvar a su padre.



La película cuenta con la siempre genial interpretación de Lionel Barrymore, que realiza un personal y divertido Capitano de la Commedia dell'Arte, agitando su bastón a diestro y siniestro, mascullando con su voz de borrachín y la sorprendente soltura de la pequeña Temple para imitar a su irascible abuelo



Y cómo no, con los magníficos números musicales que comparten Temple y Robinson. Ya hemos hablado de la famosa rutina de la escalera de Bojangles que en esta película podemos apreciar (ver video más arriba) adaptada para la ocasión, además de otras piezas como la que os ofrecemos debajo.  


The Little Colonel (La pequeña coronela, 1935)
Producción: Fox Film Corporation (EEUU).
Director: David Butler.
Guión: William M. Conselman sobre una novela de Anne Fellows Johnston.
Música: Arthur Lange, Cyril J. Mockridge y Hugo Friedhofer.
Intérpretes: Shirley Temple (Lloyd Sherman), Lionel Barrymore (Coronel Lloyd), Evelyn Venable (Elizabeth), John Lodge (Jack Sherman), Bill Robinson (Walker), Sidney Blackmer (Swazey), Stephen Chase (Hull), William Burress (Dr. Scott), Frank Darien (Nebler), Robert Warwick (Coronel Gray), Hattie McDaniel (Mom Beck), Geneva Williams (Maria), Avonne Jackson (May Lily) y Nyanza Potts (Henry Clay).
Blanco y negro (versión coloreada). 81 min.



•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••


The Littlest Rebel (Rebelde, David Butler,1935) 

Sorprende que en el mismo año Shirley Temple protagonizara dos películas en las que más o menos interpreta el mismo papel, ambientadas en el sur en la Guerra Civil Americana —justo cuando se declara la Guerra (The Littlest Rebel) y después de finalizar (The Little Colonel)—, dirigidas ambas por David Butler y compartiendo la escena con Bill Robinson.



En este caso, el padre de Virgie (Shirley Temple) es el capitán Herbert Cary (John Boles) un rebelde confederado y a quien tiene que encandilar la encantadora Temple es a otro oficial pero de la Unión, el coronel Morrison (Jack Holt), que se compadece de la triste historia de la muerte de la madre y permite al rebelde escapar vestido de oficial yankee.



Aún así es descubierto y llevado a la cárcel donde se encuentra al coronel Morrison al que acusan de proporcionarle el uniforme. Los dos van  a ser ejecutados. Tío  Billy y Virgie elaboran un plan para salvarles por el que tienen que viajar a Washington. Un simpático baile en medio de la calle les proporciona el dinero necesario. ¡Temple Y Robinson pasando la gorra! En realidad, dos gorras, las de los dos bandos, una excelente estrategia.



En Washington, los encantos de la pequeña Virgie, siempre acompañada por el Tío Billy (Bill Robinson), tienen que atrapar al mismísimo Abraham Lincoln (Frank McGlynn), que mientras se come una  manzana escucha atentamente la historia de la pequeña y finalmente intercede y les concede la libertad.


   
The Littlest Rebel (Rebelde, 1935)
Producción: Twentieth Century Fox Film Corporation (EEUU).
Director: David Butler.

Guión: Edwin J. Burke sobre la obra de Edward Peple.
Música: Cyril J. Mockridge. 
Intérpretes: Shirley Temple (Virgie Cary), John Boles (Capitán Herbert Cary) Jack Holt (Coronel Morrison), Karen Morley (Mrs. Cary), Bill Robinson (Tio Billy), Guinn 'Big Boy' Williams (Sargento Dudley), Willie Best (James Henry), Frank McGlynn Sr. (Abraham Lincoln), Bessie Lyle (Mammy) y Hannah Washington (Sally Ann).
Blanco y negro. Versión colorerada. 73 min




27 de octubre de 2014

Bojangles y el quién es quién del Cotton Club en la pantalla



Stormy Weather (1943), Andrew L. Stone

Probablemente se debiera al esfuerzo bélico. O hubo una conjunción astral. La cosa es que en 1943, con pocas semanas de diferencia, llegan a las pantallas estadounidenses dos películas producidas por dos grandes estudios de Hollywood con reparto compuesto íntegramente por intérpretes negros. Ambas están protagonizadas por la cantante Lena Horne.


La primera es Cabin in the Sky (Una cabaña en el cielo, Vincente Minnelli, 1943), un musical de la todopoderosa Metro-Goldwy-Mayer, producida por la unidad del productor Arthur Freed –con quien se dice que estaba liada Lena Horne- y un reparto que incluye a Ethel Waters  Eddie “Rochester”, Louis Armstrong y la orquesta de Duke Ellington. Otro día hablaremos de ella. Por hoy, baste decir que los capitostes de M-G-M seguían sin tener claro qué hacer con una estrella de color y se sintieron muy aliviados cuando pudieron prestársela a 20th Century Fox a cambio de una sustanciosa cantidad… que no revirtió en el estipendio de la estrella.


El argumento que el estudio de Zanuck tenía en mente para ella era bastante anodino y Andrew L. Stone, el director asignado, tampoco fue capaz de sacarle demasiado lustre. Lena Horne roba el show con su rendición de la canción titular, popularizada precisamente por Ethel Waters. “Stormy Weather” se presenta como un número de producción en dos tiempos. El primero presenta a la protagonista en el escenario de un teatro, cantando ante una ventana por la que se ve a varias parejas encontrándose y desencontrándose bajo una lluvia torrencial. El segundo, es una pieza coreográfica interpretada por Katherine Dunham y su ballet. Al final, regresamos al escenario para volver a escuchar el estribillo:

No puedo seguir adelante,
todo se ha desvanecido.
Tiempo de tormenta.
Desde que mi hombre y yo no estamos juntos
no deja de llover ni un instante.


Pero si este es el corazón de Stormy Weather su motivo argumental es la recreación del espíritu del Cotton Club neoyorquino a lo largo de quince años. La película arranca el homenaje que sus compañeros de profesión van a rendir a Bill “Bojangles” Robinson después de una vida dedicada al baile. El primer flashback relata el encuentro entre Selina Rogers (Lena Horne) y el soldado en una fiesta para los repatriados de la Gran Guerra. Bill tiene un compañero llamado Gabe (Dooley Wilson, el pianista de Casabalanca), que nunca tiene un duro y no deja de meterse en líos.


Selina es una reconocida cantante que comparte escenario, que no afecto, con Chick Bailey (Emmett “Babe” Wallace, su compañero en el Cotton Club). Sus vidas se irán entrelazando en un camino que recorre la música de Nueva Orleans, los vapores fluviales, los tugurios de Memphis y Chicago hasta los grandes escenarios de Nueva York.


Este trazado nos permite contemplar en acción a Fats Waller, Ada Brown y a Cab Calloway con su orquesta, amén de tres actuaciones más o menos exentas que pasamos a comentar.


La primera es “Linda Brown”, un tema cómico interpretado por un grupo denominado The Tramp Band. Bill Robinson aprovecha para hacer una demostración de la especialidad de tap popularizada por Howard “Sandman” Sims, el baile sobre arena:


La segunda, el famoso tema “Ain’t Misbehavin’” por Fats Waller: 


Pero, desde el punto de vista espectacular, el número final se lleva la palma. La actuación de los Nicholas Brothers al ritmo del “Jumpin’ Jive” de Cab Calloway es un auténtico tour de force en el que se dan la mano la acrobacia y el baile:


Suele pasar desapercibida, por no estar incluida en el apartado musical, la rutina cómica creada por F. E. Miller y Aubrey Lyles para el circuito del vaudeville. Cuando falleció Lyles, Miller buscó nueva pareja. El elegido fue Mantan Moreland con el que ejecuta en la película uno de sus números clásicos, el de la frase inacabada.


Parodia de una parodia: negros con la cara pintada de negro. Como el número musical selvático samoano: híbrido de Harlem y del exotismo impostado de las películas de Dorothy Lamour.


Algo de esto hay en el hecho de que Stormy Weather fuera realizada en los estudios de 20th Century Fox donde los artistas negros debían comer en una cantina segregada del resto del equipo. Queda de ella, pasados los años, el registro de varias interpretaciones memorables y un “quién es quién” del espectáculo hecho por negros para público blanco. También, la última aparición de Bill Robinson en la pantalla. Fallecería en 1949. Le sacaba a su compañera en la cabecera de cartel de Stormy Weather cuarenta años.


Stormy Weather (1943)
Producción: 20th Century Fox (EEUU)
Director: Andrew L. Stone.
Guión: Frederick J. Jackson, Ted Koehler, adaptado por H.S. Kraft de una historia original de Jerry Horwin y Seymour B. Robinson.
Intérpretes: Lena Horne (Selina Rogers), Bill Robinson (Bill Williamson), Cab Calloway and His Cotton Club Orchestra, Katherine Dunham and Her Troupe, Fats Waller, The Nicholas Brothers, Ada Brown, Dooley Wilson (Gabe), Emmett “Babe” Wallace (Chick Bailey), Ernest Whitman (Jim Europe), The Tramp Band.
78 min. Blanco y negro.