20 de noviembre de 2014

El Gabinete de Curiosidades de Miss Elsa




American Horror Story: FreakShow Temporada 4 (Ryan Murphy y Brad Falchuk , 2014)

Estoy acostumbrado a ver freaks. Tengo unos cuantos documentales, varias películas y muchos libros que cuentan su vida y costumbres. Conozco las peripecias de muchos de ellos, sus matrimonios de conveniencia y cómo se ganaban la vida en los sideshows americanos desde mediados del siglo XIX hasta la mitad del siglo XX. Nunca me han dado miedo aunque muchos directores se empeñaran en ello, al contrario, siempre me han parecido entrañables.



Pero he de reconocer que después de haber visto tan solo cinco episodios de la cuarta temporada de American Horror Story, esa tranquilidad y familiaridad se ha desvanecido y la inquietud y el desasosiego se ha apoderado de mi por culpa de Twisty (John Carroll Lynch), un payaso asesino cuya sonrisa-máscara ya se me ha aparecido en alguno de mis sueños. No es de extrañar que Glenn Kohlberger, el presidente de Clowns of America International y Randy Christensen, "Oxford P. Nuts", presidente de la  World Clown Association, hayan protestado por la macabra imagen que acentúa el miedo irracional hacia los payasos.



American Horror Story es una serie creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk en 2011 para la cadena FX. Cada temporada es independiente, con personajes y escenarios diferentes, y una trama que comienza y acaba. Las tres primeras temporadas han transcurrido, respectivamente, en una mansión embrujada (Murder House), en un hospital psiquiátrico (Asylum) y en el ambiente de vudú y brujería de Nueva Orleans (Coven). La cuarta temporada, la que nos ocupa, transcurre en un pequeño pueblo de Florida donde tiene su cuartel general el espectáculo de freaks de la enigmática señorita Elsa (Jessica Lange), una artista de cabaret y sexo de la Alemania de Hitler.


Lo más interesante de este festival de terror es que algunos de sus protagonistas son auténticos freaks: la diminuta Jyoti Amge, la gigante Erika Ervin, la mujer mitad Rose Siggin, Drew Rin Varic, un pequeño actor que en la serie es conocido como Toulouse, en homenaje al genial pintor, Mat Fraser que actúa como Paul, "the Illustrated Seal" o Ben Woolf que interpreta a Meep.


A este elenco de malformaciones los creadores han añadido freaks de efectos especiales como las hermanas siamesas Bette and Dot, interpretadas las dos con mucho acierto por Sarah Paulson; Ethel, la mujer barbuda, tras la que se esconde la siempre inquietante Kathy Bates; Jimmy (Evan Peters) con pinzas de cangrejo en vez de dedos; Desiree Dupree (Angela Bassett ), la mujer de tres tetas; Dell Toledo (Michael Chiklis) que hace de forzudo; la actriz Naomi Grossman que interpreta a Pepper, un personaje similar a los pinheads (cabeza de alfiler) que aparecen en la película Freaks; y un personaje que viene del más allá, Edward Mordrake (Wes Bentley), el hombre de las dos caras. 


Entre Twisty, el traumatizado payaso asesino, y el jovencito millonario (Finn Whitrock), psicópata fascinado por Twisty, consiguen la dosis de miedo necesaria para engancharnos a la serie. Además, para enredar un poco más, dos personajes sin escrúpulos se infiltran en el elenco: Maggie Esmeralda (Emma Roberts) y Stanley (Denis O'Hare) —que se considera a si msmo un freak debido al exagerado tamaño de su pene—, empeñados en hacer negocio con los freaks, añadiendo sus cuerpos muertos al Museo de Curiosidades en el que colaboran. Si a esto añadimos que los diferentes capítulos se adentran más en el horror con flashbacks que nos explican la biografía de sus personajes principales, el éxito de esta cuarta entrega de AHS parece asegurada.




Otro punto a destacar de esta serie es la banda sonora, una colección de versiones de canciones famosas que son interpretadas por los protagonistas de AHS Freakshow. Así nos encontramos a Jessica Lange cantando "Life on Mars" de David Bowie o "Gods and Monsters" de Lana Del Rey y a la pareja de siamesas interpretando "Criminal" de Sarah Paulson. Algo que merece la pena ver, como muchos de los teaser —minirrelatos de terror que promocionan la serie— y los títulos de crédito que parecen inspirados en las extrañas criaturas de los hermanos Quay. Abajo encontrarán una nutrida lista de reproducción para ir abriendo boca.


American Horror Story: FreakShow Temporada 4 (2014)
Produccón: FX Televisión (EEUU)
Creación: Ryan Murphy y Brad Falchuk
Guión: James Wong y otros.  
Intérpretes Jessica Lange (Elsa Mars), Kathy Bates (Ethel Darling, la mujer barbuda), Angela Bassett (Desiree Dupree), Sarah Paulson (Bette y Dot Tattler, las hermanas siamesas ), Evan Peters (Jimmy Darling), Frances Conroy (Gloria Mott), Emma Roberts (Maggie Esmeralda), Denis O'Hare (Stanley), Michael Chiklis (Wendell Del Toledo),
Wes Bentley (Edward Mordrake), Finn Wittrock (Dandy Mott), John Carroll Lynch (Twisty, el payaso), Patti LaBelle (Nora, la mucama de Gloria), Jyoti Amge (Ma petite ), Naomi Grossman (Pepper), Matt Fraser (La Foca lustrada), Erika Ervin (Eva, la Amazona), Ben Woolf (Meep), Wes Bentley (Edward Mordrake), Rose Siggins (Suzi, la mujer mitad) y Drew Rin Varick (Toulouse)
Color. 60 min. x episodio.

17 de noviembre de 2014

Miss Ada, el proyectil humano enamorado



Young Man’s Fancy (Llovida del cielo, 1939), Robert Stevenson

El joven Lord Alban (Griffith Jones) escapa de sus padres, los duques de Beaumont (Seymour Hicks y Martita Hunt), que pretenden casarlo con la hija de un acaudalado cervecero (Meriel Forbes). En su huida, entra en un modesto local de music hall en el que actúa Miss Ada, la bala humana (Anna Lee).


Ella es hija de un titiritero (Edward Rigby), que actúa con sus marionetas a la puerta del teatro, pero ella tiene aspiraciones. No quiere trabajar en la calle. El music hall le parece lo más a lo que puede aspirar una artista. De modo que, cada noche se deja disparar con un cañón por un tipo pomposo vestido de militar y apodado capitán Boumphray (el cómico escocés Billy Bennett).


Pero la noche en que Lord Alban presencia el número hay un error de cálculo, el proyectil humano rebota en la red y va a parar directamente a sus brazos. Por prescripción médica la lleva a la mansión de los duques y allí ambos conciben un plan que lo librará a él de la boda de conveniencia. Protagonizarán una sonada escapada a París de modo que el conservador cervecero deshaga el compromiso. Pero las cosas no suceden como habían previsto, los prusianos cercan París y la pareja se enamora de verdad en la ciudad cercada.


Al borde de la muerte por inanición, ella recibe la oferta del propietario del Palace d’Amusements (Francis L. Sullivan) de trabajar en su local.


Los enamorados resucitan el número de la bala humana. Lord Alban hará la presentación del número y el papel de artillero. Una vez más el destino, ay, les juzga una mala pasada. Los espectadores escapan a celebrar la firma del armisticio. Mademoiselle Ada consigue caer en el centro de la red en un local desierto. El propietario del Palace d’Amusements les ofrece que realicen cualquier otro número: equilibrismo, trapecio volante… El del cañón ha quedado obsoleto desde el mismo momento en que se ha firmado la paz.


La pareja no tiene más remedio que regresar a Londres. Ella, fracasada. Él, abocado a un matrimonio de conveniencia. ¿O no?


Young Man’s Fancy (Llovida del cielo, 1939)
Producción: CAPAD / Ealing Studios (GB)
Director: Robert Stevenson.
Guión: Roland Pertwee, de un argumento de Robert Stevenson.
Intérpretes: Griffith Jones (Lord Alban), Anna Lee (Miss Ada), Seymour Hicks (el duque de Beaumont), Martita Hunt (la duquesa de Beaumont), Billy Bennett (el capitán Boumphray), Edward Rigby (Gray), Francis L. Sullivan (Vincent St. George, director del Palace d’Amusements), Meriel Forbes (la señorita Crowther), Felix Aylmer (Sir Caleb Crowther), Raymond Aimos (el vagabundo), Phyllis Monkman (Esme), Morton Selten (Mr. Fothergill), Alan Aynesworth (Mr. Trubshaw), George Carney, Athene Seyler.
77 min. Blanco y negro.