3 de diciembre de 2014

Wilson, Keppel and Betty


Soft Lights and Sweet Music (1936)

Hace muchos años, tantos que no quiero ni acordarme, coincidí con el Circo Hazzard, un pequeño circo familiar inglés, que estaba por Andalucía y en el cual, muchos de nosotros tuvimos nuestro bautismo circense. El circo lo llevaban dos payasos, Orlways y Harry Hazzard, auspiciados por el padre del primero, Michael Balfour (Ancient Hazzard), actor de teatro y cine muy popular en Inglaterra y Estados Unidos, que los últimos años de su vida decidió vivir una aventura circense como payaso y escultor en el sur de España. El caso es que Harry y Orlways hacían un número vestidos de egipcios delante de una tela pintada con pirámides y palmeras, con un baile idiota sobre arena de playa, que, aunque nos tronchábamos de la risa, nunca llegamos a entender del todo. Ellos nos explicaban que era un número muy antiguo, que tenía mucho éxito en los Music Hall ingleses, y la verdad es que disfrutaban haciéndolo, igual que en la entrada de los empapeladores, dos buenos payasos de verdad.
Los tenía olvidados, aunque sabía que ahora se habían establecido en otro sur, en el sur de Francia (Belrepayre), pero el otro día los volví a ver en una película de 1936 (Soft Lights and Sweet Music). No me lo podía creer, allí estaban los originales, el trío Wilson, Keppel & Betty con Cleopatra´s Nightmare, su danza de la arena, el número que inspiró a nuestros amigos Los Hazzard, un número tan famoso como decían.




Luke McKernan nos dice: "They first appeared as a trio in Des Moines, Iowa, and began to develop what was to become their famous ‘Cleopatra’s Nightmare’ sand dance routine, using Luigini’s celebrated ‘Ballet Egyptien’ ballet music, originally arranged for them by Hoagy Carmichael. They used the band parts for three decades. Quite how and why they came up with such an act we do not know, but there was a tradition of sand dancing in the music halls, and the discovery of Tutankhamen’s tomb in 1922 had created a fashionable interest in all things Egyptian … They inspired many imitators, but none came close to the mixture of anarchy, suggestiveness, humour, grace and knobbly knees that made Wilson, Keppel and Betty a unique phenomenon. As the music hall journal The Call Boy put it, ‘Wilson, Keppel and Betty was a marvellous act, the epitome of real variety’. Clever, clean and very funny. It was the pros’ favourite act because the performance on the side of the stage when Jack and Joe made their quick changes of costume while Betty danced her solos was as funny as their stage act. Every move of their changes wastimed to perfection’. Praised by their peers and loved by audiences for decades, the legend of Wilson,Keppel and Betty lives on".

El trío de artistas fue filmado en varias ocasiones por compañías británicas que hacían recopilaciones de actos de variedades. A la ya mecionada Soft Lights and Sweet Music (1936) hay que añadir Variety Jubilee (1943) y Starlight Serenade (1943), cuya estrella es Bonar Colleano de la familia Colleano, junto con los que iniciaron su aprendizaje artístico en Australia a principios del siglo XX.




Soft Lights and Sweet Music (1936)Producción: British Lion Film Corporation
Dirección:Herbert Smith

Intérpretes: Ambrose and His Orchestra, Evelyn Dall, Western Brothers, Harry Tate, Billy Bennett, Turner Layton, Elisabeth Welch, Max Bacon, Wilson Keppel and Betty, Donald Stewart, Karina, The Three Rhythm Brothers, The Four Flash Devils, The Four Robinas, The Five Charladies.
86 min. Blanco y negro

2 comentarios:

Studenti Beni Culturali dijo...

Hola, me ha sorprendido este blog... es realmente curioso, divertido y serio.
Queria preguntarte si es posible ponernos en contacto pues me sirve informacion sobre el circo. Sobre todo de la familia Togni en Italia.

Angel dijo...

Si hay algo que me ha gustado más que este baile ha sido descubrirlo.Lo he visto varias veces,me ha encantado.