3 de marzo de 2009

Mirando hacia atrás con ira




The Entertainer (El animador, 1960), Tony Richardson

EL DRAMATURGO británico John Osborne dio nombre a toda una generación con “Look Back in Anger”: los jóvenes airados. Este movimiento teatral y literario tuvo su par cinematográfico en el grupo que había promovido el movimiento documentalista conocido como “Free Cinema”. Los nombres propios se encuentran en cualquier enciclopedia: Karel Reisz, Lindsay Anderson, John Schlesinger, Tony Richardson…

Richardson precisamente fue uno de los responsables del montaje en el Royal Court Theater de la obra seminal de Osborne. Ocurría esto en 1956. La obra supuso un gran éxito pero también un estruendoso escándalo. Laurence Olivier, siempre atento a lo que se cocía, decidió que no quería dejar pasar aquel tren y se puso en contacto con el joven dramaturgo para que le hiciera un traje a medida. Y Osborne parió un drama en el que los viejos comediantes funcionan como iconos de lo que los jóvenes airados denunciaban: el apolillamiento del imperio.

¿La excusa? El teatro de variedades en decadencia ante el empuje televisivo, el tono rijoso teñido de patriotismo de sus números, la realidad de una guerra contemporánea con la movilización de tropas hacia Suez. Con estos mimbres tejió Osborne su ácido retrato de la realidad contemporánea.

Jane Rice (Joan Plwright), profesora en un centro de arte, regresa al hogar familiar en la ciudad costera de Morecambe después de una disputa con su novio. El panorama es desolador. Su padre, Archie Rice (Laurence Olivier) es un cómico en decadencia con un espectáculo rutinario de chicas y canciones que mantiene a pesar de su poco éxito en el Teatro Alhambra. Él mismo expone su programa de vida: “Siempre he buscado algo... He buscado una cerveza que durase toda la noche sin acabarse, que te emborrachase bien y que fuera barata. Votaría por el hombre que me ofreciera eso”.

Archie sigue empeñado en montar el espectáculo que le otorgará fama y dinero, mientras que sus continuos amores adúlteros y sus sarcasmos han sumido a su segunda mujer, Phoebe (Brenda De Banzie) en el alcoholismo. Con ellos viven el padre de Archie, Billy (Roger Livesey), artista de music-hall retirado, y los dos hermanos de Jane. Frank (Alan Bates) echa una mano a su padre en el teatro, en tanto que Mick (Albert Finney) debe partir como soldado a la campaña de Suez.

Archie colecciona amantes jóvenes, como si así pudiera detener el tiempo que se le acaba. En un concurso de belleza se las arregla para seducir a la joven Tina (Shirley Anne Field). No contento con eso, convence a los padres de la chica para que inviertan en su nuevo espectáculo. Billy, ante la amenaza de Archie de abandonar a Phoebe, les abre los ojos a los inexpertos inversores. La situación es catastrófica, porque Archie se ha dedicado a pulirse el dinero antes de tenerlo en la mano.

Mick muere en el campo de batalla y Frank propone a toda la familia viajar al Canadá, donde el hermano de Archie tiene un hotel. Pero el cómico se las arregla para enredar a su padre en un nuevo espectáculo: mujeres desnudas y la sabiduría del viejo music-hall es lo que necesitan para triunfar.

No les cuento el final, pero ya se pueden imaginar que Archie lo tiene bastante complicado para convertir sus sueños en realidad.



Aunque la película le valió una interminable serie de premios a Laurence Olivier –además de casarse con su joven protagonista, Joan Plowright- hoy es una de las más olvidadas de aquellos años, enterrada entre la programática Look Back in Anger (Mirando hacia atrás con ira, 1958), la contundente The Loneliness of the Long Distance Runner (La soledad del corredor de fondo, 1962) y la exitosa Tom Jones (Tom Jones, 1963).

Denle ustedes una oportunidad porque, aunque hija de su tiempo, The Entertainer es un hermoso epitafio de un mundo que agoniza.

Sr. Feliú

The Entertainer (El animador, 1960)
Producción: Woodfall Film Productions (GB)
Director: Tony Richardson.
Guión: Nigel Kneale y John Osborne, basado en la obra homónima de Osborne.
Intérpretes: Laurence Olivier (Archie Rice), Brenda De Banzie (Phoebe Rice), Roger Livesey (Billy Rice), Joan Plowright (Jean Rice), Alan Bates (Frank Rice), Daniel Massey (Graham), Albert Finney (Mick Rice), Shirley Anne Field (Tina Lapford), Thora Hird (Mrs. Ada Lapford), Miriam Karlin (una soubrette), Geoffrey Toone (Harold Hubbard), MacDonald Hobley (la estrella de TV), Anthony Oliver (el entrevistador), Max Bacon (Charlie Klein), George Doonan (Eddie Trimmer).
105 min. Blanco y negro.


2 comentarios:

El Abuelito dijo...

Conozco los otros títulos del free cinema que cita, pero no había oído hablar de esta película. Bellas fotografías...

Sr. Feliú dijo...

Bien sabe usted, venerable Abuelito, que en todo género o movimiento hay obras recónditas. Probablemente no sean las mejores, pero su naturaleza secreta nos hace degustarlas con mayor placer.
"The Enterntainer" está publicada en DVD en España con el título de "El animador" en una edición más que razonable (sólo he visto la V.O., el doblaje vaya usted a saber...).
Reciba un respetuoso saludo de sus nietos