28 de marzo de 2010

Atracciones bélicas



Oh! What a Lovely War (1969), Richard Attenborough

Esta es la historia de los cinco hermanos Smith, caídos en la Gran Guerra por la incompetencia primero de la diplomacia y luego del alto mando del ejército británico. Al menos, esto es lo que opina Lord Richard Attenborough y lo que le animó a pasarse a la dirección después de una intensísima carrera como intérprete teatral y cinematográfico.

Attenborough había visto en 1963 el musical de Joan Littlewood y su Theatre Workshop y le había parecido una muestra de coraje teatral intraducible a la pantalla. Lo que allí se proponía era una revisitación antimilitarista –no olvidemos que estamos en 1968- de la Primera Guerra Mundial con aire de farsa ilustrada por canciones de la época. John Mills y Len Deighton se atrevieron con la adaptación cinematográfica y se la propusieron a Attenborough. Había truco. Lo que antes se circunscribía al escueto espacio del escenario, en su guión ocurría en el pier de Brighton. Attenborough tenía ocasión así de regresar al escenario de Brighton Rock pero con intenciones bien distintas.

Las atracciones se entrelazan con las acciones bélicas: una carga de la caballería tiene lugar en un tiovivo, en el teatro de títeres se escenifica un enfrentamiento, el pequeño trenecito sirve para la evacuación de heridos del frente. Una de las escenas mejor resueltas es aquella en la que una cantante de music-hall (Maggie Smith) entona una canción patriótica que sirve para la leva de carne de cañón.






La letra de la canción titular va, más o menos, como sigue:

¡Oh! Es una guerra encantadora,
¿Quién no querría ser soldado, eh?
¡Oh! Es una vergüenza quedarse con la paga.
Tan pronto como se ha ido diana
Nos sentimos tan pesados como el plomo,
Pero nunca nos levantamos hasta que el sargento
Nos trae el desayuno a la cama.
¡Oh! Es una guerra encantadora,
Quién quiere con huevos con jamón
Cuando tenemos mermelada de ciruela y manzana.
¡En línea de a cuatro! Derecha… ¡Ar!
¿Cómo vamos a gastar el dinero que ganamos?
¡Oh! Es una guerra encantadora,


Comprenderán ustedes que la película no se estrenase en España.

Oh! What a Lovely War (1969)
Producción: Accord Productions (GB), para Paramount.
Director: Richard Attenborough.
Guión: John Mills y Len Deighton, basado en la comedia musical homónima de Charles Chilton.
Intérpretes: Wendy Allnutt (Flo Smith), Colin Farrell (Harry Smith), Malcolm McFee (Freddie Smith), John Rae (el abuelo Smith), Corin Redgrave (Bertie Smith), Maurice Roëves (George Smith), Paul Shelley (Jack Smith), Kim Smith (Dickie Smith), Angela Thorne (Betty Smith), Mary Wimbush (Mary Smith), Dirk Bogarde (Stephen), Susannah York (Eleanor), Phyllis Calvert (Lady Haig), Jean-Pierre Cassel (el coronel francés), John Clements (el general von Moltke), John Gielgud (el Conde Leopold Von Berchtold), Jack Hawkins (el emperador de Austria, Franz Josef), Kenneth More (el Kaiser Guillermo II), Laurence Olivier (el mariscal de campo Sir John French), Michael Redgrave (el general Sir Henry Wilson), Ralph Richardson (Sir Edward Grey), John Mills (Sir Douglas Haig), Vanessa Redgrave (Sylvia Pankhurst), Maggie Smith (la cantante de music-hall).
144 min. Color.


No hay comentarios: