30 de mayo de 2012

El “Grand Tara Circus”, un circo en Bengala



Abhijan (1962), Satyajit Ray

Abhijan se suele traducir como “La expedición”. Trata sobre el giro que da la vida de un taxista llamado Narsigh (Soumitra Chatterjee), último eslabón de una orgullosa casta de guerreros, amargado por la pérdida de su mujer y de su licencia, cuando llega a una pequeña localidad de Bengala donde podría rehacer su vida.


Allí se encuentra con su primo Joseph Rajani (Ganesh Mukherjee), de una casta inferior, pero convertido al cristianismo. Su hermana Neeli (Riuma Guha Thakurta) ha estudiado, es maestra y se ofrece a darle clases de inglés. A pesar del rechazo de los conductores locales, Narsingh tiene un buen valedor en Sukhanram (Charuprasash Ghosh), un hombre de negocios dedicado a todo tipo de comercios al que le interesa contar con el veloz Chrysler de 1930 para que haga algunos recados ilícitos. Cuando Narsingh expresa sus dudas, Sukhanram le explica claramente la situación con un símil:
—¿Le dirías a un cliente que sólo puedes llevarle a su destino si la carretera va en línea recta? Algunas veces el camino es recto y otras, hace curvas.


Más o menos lo mismo podríamos decir de la película, Abhijan, uno de los mayores éxitos económicos de Satyajit Ray. El productor Bijoy Chatterjee le encargó que adaptase el guión a fin de dirigirlo él mismo, pero llegado el momento de comenzar el rodaje sintió pánico y lo dejó en manos de Ray.


Mientras Narsingh decide si seguir por el camino recto o tomar el atajo, y en uno de los múltiples episodios que jalonan el metraje de la cinta, acude con su primo al Grand Tara Circus, una modesta carpa en la que sólo podemos ver la actuación de unas jóvenes —una de ellas, casi una niña— haciendo acrobacias en una bicicleta.


En otra ocasión, antes de asistir a la cita nocturna con su prime Neeli, de la que se ha enamorado, hace tiempo en una carpa. Allí se proyecta el típico musical que todos asociamos con el cine indio comercial, al que Satyajit Ray se acercaba mediante el melodrama y el protagonismo de dos de las estrellas más rutilantes del firmamento nacional: Soumitra Chatterjee y Wahida Rehman, que encarna a una viuda a la que Sukhnram pretende prostituir.


La actriz cobraba 250.000 rupias por película, más de lo que Ray había tenido para rodar cualquiera de sus entregas de la trilogía de Apu, en la que se basaba su prestigio en Bengala y en el mundo. Seguramente esta es la razón de que la cinta no cuente con demasiado predicamento entre los historiadores. Aparte de batir records de permanencia en la cartelera de Calcuta Abhijan recibió el premio a la mejor película en 1962.

Abhijan (1962)
Producción: Abhijatrik (IND)
Música, Guión y Dirección: Satyajit Ray.
Basado en la novela “Abhijan”, de Tarasankar Banerjee.
Intérpretes: Soumitra Chatterjee (Narsingh), Wahida Rehman (Gulabi), Ruma Guha Thakurta (Neeli), Ganesh Mukherjee (Joseph), Charuprasash Ghosh (Sukhanram), Rabi Ghosh (Rama, el ayudante de Narsingh), Arun Roy (Naskar),  Sekhar Chatterjee (Rameswar), Ajit Banerjee (Banerjee)
146 min. Blanco y negro.