24 de febrero de 2014

Tibidabo, 1926



Moros y cristianos (1926), Maximiliano Thous

Hablábamos el otro día del parque de atracciones del Tibidabo y del teleférico que conduce hasta él y ha querido la casualidad que nos encontremos allí a uno de los protagonistas de esta película de Maximiliano Thous.


Va la cosa de los amores de Dolorcitas (Ana Giner), chica de buena posición venida a menos, con el señorito calavera Daniel Soler (Ramón Semeguet). Al final, Dolorcitas termina casándose con el maduro industrial Melchor Llorens (Leopoldo Pitarch). Pero, durante las fiestas de moros y cristianos de la ciudad valenciana en la que viven, Daniel intenta chantajearla. En el combate del día siguiente Melchor, como jefe de la tropa mora, y Daniel, al frente de los cristianos, se enfrentan en un combate real.


El interludio en el parque de recreo barcelonés tiene lugar durante una de las escapadas amorosas de Daniel.


La cinta sufrió una serie de avatares a consecuencia de los cuales no se pudo estrenar. La causa, según Fernando Méndez Leite fue “la incuria de la editora, que suspendió el rodaje cuando la película estaba casi terminada, causando un serio contratiempo al voluntarioso Thous”.


Moros y cristianos (1926)
Productora: PACE (ES)
Director: Maximiliano Thous.
Guión: Maximiliano Thous, de la zarzuela homónima de Maximiliano Thous, Elias Cerdá y el maestro José Serrano.
Intérpretes: Ana Giner (Dolorcitas Centelles), Leopoldo Pitarch (Melchor Llorens), Ramón Serneguet (Daniel Soler), Francisco Villasante (el tío Toni), Arturo Terol, María Luisa Escudero, Genoveva Vallés, Concha Gorgé, Luisa Pla, Francisco Priego, Clarita Ortells, Julio del Cerro, José Ángeles, Fernando Prieto.
119 min. Blanco y negro.

3 comentarios:

Gonzalo Ramos dijo...

Hola, he llegado a vuestro estupendo blog gracias a todas las fabulosas entradas que se dedican al gran W. C. Fields. Soy un seguidor incondicional de este hombre desde que ví Never Give A Sucker An Even Break hace menos de un año y veo que aquí tengo abundante material para leer, ¡genial! También he conseguido un par de sus biografías y los dos packs de Universal con sus mejores películas. Yo también he empezado a dedicarle entradas en uno de mis blogs, quiero hacer hincapié sobretodo en lo extraordinariamente polifacético que fue Fields.
Un saludo y os seguiré leyendo.

Sr. Feliú dijo...

Disfrute usted, don Gonzalo, del dossier que dedicamos al múltiple Mahatma Kane Jeeves. Nos pasaremos por su rincón para disfrutar una vez más de la vida, obra y milagros del Gran Hombre.

Gracias por su comentario, profesor Javier y Sr. Feliú

Francisco Machuca dijo...

Por cierto, ¿sabíais que Walt Disney estuvo en el Tibidabo por allá los cincuenta y quiso comprar todo el museo de autómatas dando un cheque en blanco? Por aquel entonces se negaron a vender. Anda que si llega a ser hoy.

Sigo disfrutando de estas entradas tan entrañables.

Abrazos.