22 de noviembre de 2013

Wheeler y Woolsey en la Conferencia Internacional de Desarme




Diplomaniacs (Diplomanías / Rumbo a Ginebra, 1933), William A. Seiter

¿Quién nos iba a decir que Joseph Leo Mankiewicz, el director de All About Eve (Eva al desnudo, 1950), The Barefoot Contesssa (La condesa descalza, 1954) Cleopatra (Cleopatra, 1963) o Sleuth (La huella, 1972), iba a ser el responsable literario de algunas de las comedias excéntricas más memorables de principios de los años treinta? Pues así es. Avalado por su hermano Herman aterrizó en la Paramount en 1929 y allí escribió comedias corrientitas para Jack Oakie y Skeets Gallagher y alumbró libretos de una comicidad absolutamente desquiciada como Million Dollar Legs (A todo gas, 1932) o ésta Diplomaniacs que hoy comentamos.

 

Protagonizan Wheeler y Woolsey, cuyo perfil ya trazamos cuando proyectamos en la carpa So This Is Africa (1933). Ya hablamos entonces de su procacidad verbal, su capacidad para explotar los dobles sentidos, su afición al travestismo y cuanto pueda hacer tambalearse el orden establecido. 

 

¿Y qué mejor excusa que la Conferencia de Paz de Ginebra en un momento en que Occidente le ve al lobo las orejas de una nueva conflagración mundial? ¿No se había tomado a chufla Joe Mankiewicz el espíritu olímpico de los Juegos celebrados en Los Ángeles en 1932? ¿Por qué no hacer lo mismo con la Conferencia Internacional de Desarme que se estaba desarrollando en Ginebra al tiempo que Hitler llegaba al poder en Alemania? 

 

Que la cosa estaba en el aire queda constatado por el rodaje casi contemporáneo de Duck Soup (Sopa de ganso, 1933), con los hermanos Marx al frente del reparto.

 

¿El resultado? Todo el mundo recuerda al presidente de Freedonia, Rufus T. Firefly, y el grito de “¡Más madera, es la guerra!”, pero casi nadie se acuerda de la peliculita de Wheeler y Woolsey.

 

Diplomaniacs (Diplomanías / Rumbo a Ginebra, 1933)
Producción: RKO – Radio Pictures (EEUU)
Director: William A. Seiter.
Guión: Joseph L. Mankiewicz y Henry Myers, basado en un argumento del primero.
Intérpretes: Bert Wheeler (Willy), Robert Woolsey (Hercules), Marjorie White (Dolores), Phyllis Barry (Fifi), Louis Calhern (Winkelreid), Hugh Herbert (su ayudante chino), Edgar Kennedy (el president de la Conferencia de Paz), Richard Carle (Capitán).
61 min. Blanco y negro.

No hay comentarios: