6 de abril de 2008

Un trío de altura



1-2-3 Corona
(1948), Hans Müller

No era lo que yo esperaba, pero al final doy por muy bueno el encuentro. Yo creía que había comprado Die Drei Codona (1940), y lo que me llegó fue 1-2-3 Corona (1948). Son algunos de los riesgos de no dominar bien, o nada,unidioma. De la primera solo sé lo que puedo intuir de una preciosa publicación alemana de promoción de la película que cuenta la vida de Los Codona, ejemplares trapecistas de éxito mundial, que precisamente son los dobles de numerosas películas sobre circo que comentamos aquí. De la segunda puedo decir más, ya que la he visto y me ha encantado. Y eso que Adrian no incluye esta película en su listado, ni tampoco otra del mismo director, Hans Müller, titulada Carola Lamberti - Eine von Zirkus (1954), muy interesante también y de la que procuraré hacer un comentario en breve.

1-2-3 Corona es una de las primeras películas infantiles que se producen en Alemania después de su derrota en la II Guerra Mundial. Con ella comienza la reconstrucción de la industria cinematográfica alemana (la DEFA) de la mano de los soviéticos. La acción transcurre en 1945. Las calles de Berlín están desoladas. Un viejo busca desesperadamente un cigarrillo. Una pandilla de chavales roba carbón de un camión y estos, a su vez, son asaltados por otra pandilla. Mientras se pelean, la gente de la calle, los transeúntes se llevan distraídamente el carbón robado como si de oro se tratase. Ha quedado claro: las cosas están muy mal después de una guerra causada por los fascistas. Ante la decepción de la muchachada que contempla estupefacta su carro vacío, aparece un humilde circo ambulante, el Zirkus Grandin
i.

Los chicos interrumpen su rivalidad en cuanto ven en acción a Corona, una guapa y joven artista que domina diferentes artes circenses. La protagonista es maltratada por el director del circo y los chicos salen en su defensa. Ahí comienza otra rivalidad, pero esta vez por amor, que cambiará sus vidas. Los chavales deciden darle su merecido al director y boicotean la función disparando a los artistas con tirachinas y provocando por accidente la caída de la guapa Corona, a causa de la cual tiene que usar, pero tranquilos que no es para siempre, una silla de ruedas. Para enmendar su casi trágica gamberrada deciden entrenarse y realizar una función de circo para recaudar fondos para el circo mientras se recupera Corona. La función sale tan bien que el circo pasa a llamarse Zirkus Corona y los dos chavales, más Corona, acaban siendo famosas estrellas de la pista, como los auténticos Codona.

Justo la película acaba donde empiezan otras. Porque la pregunta que nos hacemos al ver la película, ahora que somos más mayores, es inevitable: ¿Cuándo comenzará la batalla por la dama? ¿Quién de los dos enamorará a la trapecista? La respuesta en cualquiera de las películas de este capítulo. Hablando en serio, lo que más me ha gustado ha sido las escenas del circo de los chavales, sus acrobacias, auténticos artistas de circo dominando un buen número de habilidades. Charivaris con muchos jóvenes artistas en la pista. Un ejemplo del poder integrador de la práctica de las artes circenses. Un antecedente del Circo de los Muchachos sin ir más lejos.



1-2-3 Corona (1948)
Producción: Deutsche Film (DEFA)(ALE)
Director: Hans Müller
Guión; Arthur Kuhnert
Intérpretes: Eva Ingeborg Scholz (Corona), Lutz Moik (Gerhard Wittmann), Piet Clausen (Dietrich), Ralph Siewert (Fritzchen), Walter Werner (Doctor Waldner), Annemarie Hase (Frau Schmittchen), Herbert Hübner (Professor Hanke), Hans-Edgar Stecher (Heinz), Horst Gentzen (Emil), Werner Müller (Carl), Hans Neie (Rudi), Eduard Wandrey (Hugo Grandini), Hans Leibelt (Circus Manager Barlay)
Blanco y Negro

No hay comentarios: