3 de mayo de 2009

Por romper un espejo




Seven Years Bad Luck (Siete años de mala suerte, 1921), Max Linder


EN MENUDO follón se mete Max por lanzar un zapato contra un espejo. El espejo roto son siete años de mala suerte –según reza el título original- y, con tal de evitarla, Max caerá cada vez más bajo.
Todo empieza durante su despedida de soltero. Max llega a su mansión con una trompa colosal y confunde la ventana con el armario, de suerte que tira toda la ropa a la calle y cuando abre lo que cree el ventanal se asombra del olor a naftalina que llega del exterior. La consiguiente mañana de resaca es también de órdago. John, el mayordomo (Ralph McCullough), y la pizpireta doncella (Betty Peterson) tontean en el vestidor y hacen caer al espejo. Para ahorrase la bronca en tanto traen el de repuesto, el mayordomo pide al cocinero (Harry Mann) que le eche una mano. Uno por cada lado hacen como que están limpiando para que Max no se dé cuenta, pero cuando éste se empeña en afeitarse, el cocinero se ve obligado a duplicar sus acciones. Ya volveremos sobre esto, ahora lo que importa es que Max ha descubierto el truco. Lanza un zapato contra el burlador con la mala pata de que acababan de reponer la luna.
Max se ha hecho acreedor de los siete años de mala suerte. Y el primer signo del maleficio es que su novia, la dulce Betty (Alta Allen) rompe con él. Despechado, Max parte en tren con rumbo ignorado. Pero tan pronto llega a su destino unos facinerosos le roban la maleta y la cartera. Para regresar Max debe colarse en el tren. Esto da lugar a una larga persecución en la que abundan las situaciones absurdas, los disfraces disparatados y las fugas más increíbles, que culminan con la policía persiguiéndole por toda la ciudad. Para darles esquinazo Max se esconde en el zoo. El único sitio donde la policía no se atreve a entrar es la jaula de los felinos, entre los que Max parece encontrarse como en su casa. Lo que no logra la policía lo termina consiguiendo un chimpancé.

En su ausencia, el mejor amigo de Max (F.B. Crayne) –tenga usted amigos para esto- se dedica a consolar a la dulce Betty. Finalmente, Max acabará en prisión. Conducido ante el juez, coincide con su novia y su mejor amigo que han acudido allí a casarse.
Max Linder escribe, protagoniza, dirige y produce esta película en 1921, la primera de tres realizadas en Estados Unidos en el plazo de un año. Una actividad frenética y escasamente gratificante, pero que hoy nos lo muestra pletórico en la concepción y resolución de los gags. Algunos son clásicos, como el del trompas que regresa a casa, el del papel encolado o el del espejo roto. Otros tienen el brillo de lo nuevo. Aún así, entre los primeros, la ejecución es lo que cuenta y si los hermanos Marx consiguieron una versión personal de la misma…


la riqueza de invención de Max Linder resiste perfectamente la comparación:


Epílogo primate (dedicado al Abuelito)El chimpancé que atrapa a Max no es un cualquiera. Atendía por el nombre de Joe Martin e hizo de compañero de Tarzán en el serial The Adventures of Tarzan (1921), en la que el hombre-mono era encarnado por Elmo Lincoln. La base de datos imdb le asigna una veintena de roles entre 1916 y 1924, entre los que destaca Monkey Movie Star (1921). Sin embargo, una crónica sobre el estreno de East of Borneo (Al este de Borneo, 1931) nos vuelve a hablar de él. Al parecer su comportamiento incontrolable habría llevado a su propietario a venderlo a un circo en 1921. De allí pasa al zoo de Florida de donde la Universal decide rescatarlo para darle una nueva oportunidad como estrella cinematográfica. Probablemente la edad le sosegara un tanto porque se barajó su candidatura para coprotagonizar, junto a Bela Lugosi, The Murders in the Rue Morgue (1932), aunque finalmente el papel fue a parar al filipino Charles Gemora y su traje de gorila.

Sr. Feliú

Seven Years Bad Luck (Siete años de mala suerte, 1921)
Producción: Max Linder Productions (EEUU)
Guión y dirección: Max Linder
Intérpretes: Max Linder (Max), Alta Allen (Betty, la novia de Max), Ralph McCullough (John, el mayordomo), Betty Peterson (Mary, la doncella de Max), F.B. Crayne (el mal amigo), Harry Mann (el cocinero de Max), Lola Gonzales (la doncella de Betty), Chance Ward (el revisor), Hugh Saxon (el jefe de estación), Thelma Percy (la hija del jefe de estación), Cap Anderson (un prisionero), Joe Martin (el chimpancé) y el perro Pudgy (Frizotto).
62 min. Blanco y negro.


3 comentarios:

El Abuelito dijo...

¡Remil reflautas, señor Feliu, si no existiera usted habría que inventárselo! ¿Cómo es posible? Datos y más datos para mis fijaciones simiescas... East of Borneo la he visto también... no confundir con el bodrio Beast of Borneo, de las mismas fechas, donde sale un orangután sin identificar... Cine primate sí, sí, sí!!

El Abuelito dijo...

Y ojo, que en el título lugosiano de Robert Florey se alternan las escenas de un mono de verdad con otras (desgraciadamente las menos) de Gemora y su disfraz... así que tal vez sí que llegase a "actuar" en el Doble asesinato...

Sr. Feliú dijo...

Venerable Abuelito:
Sus devotos nietos han dedicado un comentario completo a la película de la casa encantada. Supongo que saldrá un día de estos.
En cuanto al simio Joe Martin, debería de escribir usted su biografía. Sus primeros papeles como figurante apenas, su condición de estrella en "Monkey Movie Star", sus relaciones con lo más granado del firmamento hollywoodense y luego... la decadencia, el confinamiento, su regreso en plan "has been", emparejado con Lugosi...
La noticia sobre su fallida participación "East of Borneo" la daba un medio tan reputado como el New York Times.
Sus nietos le agradecen la visita y los inmerecidos piropos, Sr. Feliú