16 de enero de 2015

El Luna Park de Shandigor




L'inconnu de Shandigor (1967), Jean-Louis Roy

El Luna Park de Shandigor se parece sospechosamente al parque de atracciones del Tibidabo y, sin embargo, la soledad que allí reina, el clima pesante de angustia atómica, aleja a esta película de cualquier otra que hayamos visto de las ambientadas en tal entorno (http://www.circomelies.com/2010/04/barcelona-desde-el-avion.html et al.).


L'inconnu de Shandigor es una rareza suiza, uno de los primeros largometrajes rodados por los nuevaoleros helvéticos y, además, seleccionado para el Festival de Cannes. La trama bebe parigualmente de la ciencia ficción de novela de a duro, de las aventuras cinematográficas del agente 007 y de los delirios godardianos de Alphaville (1965). De ésta toma el humor extravagante y la utilización de los entornos naturales como espacios inquietantes.



Aunque la producción es únicamente suiza, en los títulos de crédito consta la colaboración de la barcelonesa Filmax para el rodaje en España, así que nada debe extrañarnos el encuentro amoroso de Sylvaine (Marie-France Boyer) con su antiguo amante en la playa de la Barceloneta, las persecuciones por el Parque Güell y los encuentros en el parque de atracciones.


El macguffin recibe el sonoro nombre de “Anulador”, un artilugio ideado por el profesor Von Krantz (Daniel Emilfork) y capaz de inhibir cualquier bomba atómica. Lógicamente, los servicios secretos de medio mundo andan detrás de los planos del invento que el profesor y su ayudante albino (Marcel Imhoff) han escondido en una peliculita familiar grabada durante las pasadas vacaciones en Shandigor.


Los espías norteamericanos envían a su mejor agente (el suizo Howard Vernon, habitual de Jess Franco); los rusos están comandados con un tipo histérico (Jacques Dufilho) capaz de refinadas torturas, como la de someter al ayudante del profesor a una dosis letal de rock decadente occidental; un agente japonés se pasea por medio mundo vestido de hombre rana: y un grupo de calvos que venden sus servicios al mejor postor están dirigidos nada menos que por el mismísimo Serge Gainsbourg.





Después de la muerte de uno de sus hombres en acto de servicio, y mientras los otros lo embalsaman, toca al órgano una delicia pop titulada “Bye, Bye, Mister Spy”:


L'inconnu de Shandigor (1967)
Producción: Frajea Films (CH)
Director: Jean-Louis Roy.
Guión: Jean-Louis Roy, Gabriel Arout, Pierre Koralnik.
Intérpretes: Marie-France Boyer  (Sylvaine), Ben Carruthers  (Manuel), Daniel Emilfork  (Herbert Von Krantz), Jacques Dufilho  (Schoskatovich), Serge Gainsbourg  (el jefe de los calvos), Howard Vernon  (Bobby Gun), Marcel Imhoff  (Ivan, el ayudante de Von Krantz), Jacqueline Danno  (Esther), Marc Fayolle, Adrien Nicati, Serge Nicoloff  y Georges Wod  (espiás), Eric Brooke, Gabriel Arout, Pierre Chan.
90 min. Blanco y negro.


1 comentario:

Anónimo dijo...

MADRE MÍA, MENUDA RAREZA!! El caso es que pinta muy atrayente... voy a ver si la encuentro en algún lado subtitulada o traducida...
EL ABUELITO