15 de abril de 2016

El Ministerio de la Magia



El Ministerio del TiempoT2. Cap. 14: Tiempo de Magia (2016), Paco Plaza


Vaya por delante que, aunque no soy un ministérico, la serie española El Ministerio del Tiempo me encanta y la sigo, cuando puedo, a través de internet. Las aventuras de la patrulla del Ministerio están llenas de sorpresas, ingeniosas tramas, arriesgados saltos en el tiempo y paradojas temporales que me atrapan. Y su humor, sutil y escondido en cada episodio. Y los homenajes. En fin, todo, porque también están realizando una excelente labor en internet a través de su página web y sus redes sociales.


El caso es que he tenido la suerte de que en la segunda temporada de la serie, Amelia (Aura Garrido), Alonso (Nacho Fresneda) y Pacino (Hugo Silva) se embarcan rumbo a Nueva York para "evitar que el Ministerio del Tiempo pase a ser propiedad de los Estados Unidos y del FBI" y allí tienen un encuentro especial  con el mago, escapista y azote de espiritistas, Harry Houdini. Así que, pónganse cómodos que proyectamos en nuestra carpa Tiempo de Magia



Estamos en 1924 y John Edgar Hoover (Miguel Hermoso), que acaba de ser nombrado Director de la Oficina de Investigación, precursora del FBI —cuyo director durante treinta y siete años sería él mismo—, está empeñado en conocer el secreto de nuestro ministerio. Para ello, utiliza a Gromek (Rick Zingale), un empresario de circo que se ha puesto en contacto con Joaquín María de Argamasilla de la Cerda y Elio (Miki Esparbé), un aristócrata que se anuncia como el Hombre con Rayos X en los ojos.


Y ¿para qué se ha puesto en contacto Gromek con Argamasilla? Pues porque Argamasilla es un agente del Ministerio de 1924 y quiere convencerle —con una gira por Estados Unidos— de que venda el secreto del Ministerio a Hoover, lo cual sería, sin lugar a dudas, un desastre para la humanidad. El secreto del Ministerio no puede estar mejor guardado que en manos españolas…


Argamasilla, nuestro héroe, avalado por figuras de la talla de D. Ramón María del Valle Inclán (Juan Carlos Sánchez), el Dr. Santiago Ramón y Cajal (Juan Antonio Quintana) y numerosos científicos y sabios de la época, es un personaje con una historia muy interesante que podemos leer en el magnífico blog del escritor y editor Ramón Mayrata. Argamasilla poseía lo que su padre, el principal culpable de toda esta historia, denominó como metasomoscopia, la facultad de ver a través de ciertos cuerpos opacos.


Amelia y Alonso se presentan en casa de Argamasilla como periodistas, y Pacino, como el vidente el Gran Benito. Gracias a sus conocimientos policiales, el Gran Benito desvela el paradero de unas niñas desaparecidas ganándose así la confianza de Argamasilla y de su padre, con lo que pueden viajar juntos, los tres de la patrulla y Argamasilla, a Nueva York, para vigilarle de cerca sin despertar demasiadas sospechas.


Una vez en Nueva York, Argamasilla se enfrenta al reto propuesto por Houdini. Pero al mismo tiempo se enfrenta a la amenaza de que asesinen a su padre y, además, tiene que perder el reto porque la patrulla ya ha destapado su situación y le vigilan. En fin, que comienza el lío. Aunque quisiera no podría hacer spoiler. No sabría explicarlo y que se me entendiese. Eso sí, hay una traidora en la casa.


Me han encantado cómo están tratadas las secuencias sobre la vida de Houdini, la sesión de espiritismo con Conan Doyle y su mujer  —ya les vale a la pareja, la realidad supera a la ficción— y sobre todo el gran Finale mágico, pero no el de la desaparición detrás de las cortinas. Me refiero a la secuencia que el Ministerio regala a Houdini, su reconciliación con los espíritus, pura poesía y de una belleza histórica admirable, precisamente por saltársela a la torera, a la historia digo.


¿Por qué mantener a Argamasilla con su poder y no dejarlo como un perdedor, que es lo que realmente pasó, ante Houdini? Los guionistas, que son muchos y muy listos, se han guardado un as en la manga. El comodín de los rayos X en los ojos. ¿Será Argamasilla el primer miembro de la patrulla del Ministerio con superpoderes?  Dejemos que lo explique Javier Olivares, creador, productor y guionista de la serie: "La decisión de que tuviera poderes fue añadir un toque pre Marvel de superhéroes, incluyendo en él a un español. Pero sin romper la noticia real: no dio ni una. Lo que hicimos fue plantear que el hecho de que no diera ni una no significaba que no tuviera poderes. Aparte de incluirle en la mitología de El Ministerio del Tiempo como hemos hecho con otros personajes históricos".


Esperemos que nos sorprendan pronto con otra historia que permita de nuevo algo tan divertido como la rutina de videncia al ritmo de You're the one that I want, la canción de la película Grease (1978) que Pacino utiliza para tener una visión. Una historia en la que también haya carpas, artistas, magos, candilejas, carromatos, lentejuelas…, en fin, de lo que se alimenta Circo Méliès.

El Ministerio del Tiempo. T2 - Cap.14
Tiempo de Magia
Creadores de la serie: Pablo  Olivares y Javier Olivares
Coordinadores de contenido: Anaïs Schaaff y Abigail Schaaff
Director de la serie: Marc Vigil
Director del capítulo: Paco Plaza
Guión: Javier Pascual, Juanjo Muñoz, Anaïs Schaaff y Javier Olivares,
Música: Darío Fernández Valderrama
Hugo Silva (Pacino), Aura Garrido (Amelia Folch), Nacho Fresneda (Alonso de Entrerríos), Cayetana Guillén-Cuervo (Irene LArra), Juan Gea (Ernesto Jiménez), Francesca Piñón (Angustias), Jaime Blanch (Salvador Martí), Miki Esparbé (Argamasilla hijo), Gary Piquer (Harry Houdini), Marcos Marín (Bennet), Rick Zingale (Gromek), Mari Carmen Sánchez (Josefa la Peinadora), Miguel Hermoso (J. Edgar Hoover), Juan Carlos Sánchez (Valle Inclán), Juan Antonio Quintana (Santiago Ramón y Cajal), Algis A. Pinedo, María Rodríguez, Maru Valdivielso (mujer de Conan Doyle), Natalia Millán (Lola Mendieta), Mar Saura (Susana Torres) y Pedro Miguel Martínez (Argamasilla padre).
Color. 75 min.

No hay comentarios: