20 de junio de 2009

Más Piel



Menschen, Tiere, Sensationen (Hombres… Fieras… ¡Sensación!, 1938), Harry Piel

Aquí nos tienen de nuevo para presentarles unos bonitos carteles procedentes del sitio de un alemán colgado con su policía y con las películas criminales realizadas en su país durante el régimen nazi.


Aquí tienen a Harry Piel en
Neunzig Minuten Aufenthalt (1936), ambientada en Lisboa y en la que nuestro héroe se pelea con un leopardo y, por una vez, deja tranquilo a su tigre.

Sein bester Freund (1937), en la que el mejor amigo del inspector Harry Peters es su compañero de foto, el perro Grief.

Y, por último y no por ello menos importante, la incomparable Menschen, Tiere, Sensationen (Hombres… Fieras… ¡Sensación!, 1938), sobre la que nuestros archivos guardan este delicioso comentario de la época:


“Sobre un argumento más corto que un suspiro entrecortado se ha elaborado esta película –revista circense, más bien–, en la que los intérpretes no son solamente Harry Piel, Elizabeth Wenz, etcétera, etc., sino toda una cohorte de monos y tigres que cumplen también admirablemente su cometido de “estrellas” de la pantalla, sin ponerse tontos ni pedir sueldos fabulosos ni nada de eso.

Lo cual, naturalmente, no quiere decir que no destaquen los “astros” humanos en esta cinta. Destacan mucho más que la sonrisa de un negro en la penumbra, sí señor. Sobre todo, Harry Piel, que si como protagonista expone su apellido intentando convencer por la persuasión a unos cuantos tigres “revoltosuelos” que le tiran cada zarpazo que si salva la nariz es por ser algo chato, como director nos resulta de una valentía mucho más temeraria aún.

Y lo grande es que de actor y de director logra lo que se propone, nada más que con la palabra. ¡Porque nos suponemos que a las masas les hará moverse también por la persuasión, claro está!

En fin, que, hablando, hablando, ha conseguido Harry Piel una película entretenida y emocionante. Y que con tanta emoción se nos olvide respirar durante unos minutos. Que ya es conseguir. ¡Lo que puede la charla, chico!”

El Extra Tercero
Dígame (9 de abril de 1940)


La película se rodó en el Zirkus Sarrasani, en la ciudad alemana de Dresde. Si se animan ustedes con la lengua de Harry Piel: aquí tienen un enlace con la información que buscan: www.dbcf.de/sarrasani.


Menschen, Tiere, Sensationen (Hombres… Fieras… ¡Sensación!, 1938)
Producción: Ariel Film (AL)
Director: Harry Piel.
Guión: Erwin Kreker y Reinhold Meißner.
Intérpretes: Harry Piel (Hansen), Ruth Eweler (Fedora), Elisabeth Wendt (Majady Passy), Edith Oß (Ella), Josef Karma (Franz), Egon Brosig (Hopkins).
Blanco y negro
.


3 comentarios:

El Abuelito dijo...

Mmmm... se vislumbra media docena de simpáticos chimpancés sentados a la mesa...

Sr. Feliú dijo...

Hay están, sí señor.
Por desgracia no disponemos de la película ni en las fichas consta su filiación. Formarían parte, suponemos, de la troupe del Zirkus Sarrasani... Estamos, eso sí, casi seguros de que no pertenecían a las juventudes hitlerianas, a pesar de que esos pantaloncitos con tirantes a la bávara resulten altamente sospechosos.
Gracias por visitar a sus nietos que bien le quieren

Sr. Feliú dijo...

"Ahí" están, claro.