2 de marzo de 2011

Juanita Calamidad



Calamity Jane (Doris Day en el Oeste, 1953), David Butler

La legendaria Calamity Jane tampoco fue ajena a la gloria cinematográfica, aunque las estrellas que le dieron vida rara vez respondían a la realidad fisionómica de Martha “Calamity” Jane Canary-Burke. La menuda Jean Arthur en The Plainsman (Buffalo Bill, 1936), la atribulada Frances Farmer en Badlands of Dakota (Aventureros de Dakota, 1941), la neumática Jane Rusell (fallecida ayer mismo) en la parodia bobhopiana The Paleface (Rostro pálido, 1948) o la mismísima Doris Day en la película que hoy les presentamos.

Adelaid Adams es una cantante de vaudeville que triunfa en Chicago y en el resto del país gracias a unos cromos que regalan con el tabaco. En Deadwood, una ciudad fronteriza de Dakota repleta de mineros buscadores de oro, se ha convertido en el objeto de deseo de todos.


Calamity Jane (Doris Day), una exploradora, poco femenina y un tanto fanfarrona pero muy segura de si misma, harta de tanto baboseo masculino, les asegura que es capaz de traer a la mismísima Adelaid para actuar en el tablado del saloon. "Wild Bill" Hickok –otro personaje legendario de la historia del Salvaje Oeste, interpretado por Howard Keel–, amigo de Calamity, da su palabra de que se vestirá de india si Calamity, Calam para los amigos, logra traer a Adelaid a Deadwood.


En Chicago, en el camerino de la artista, Calamity se encuentra a Katie Brown (Allyn Ann McLerie), la asistente de Adelaid, que sueña con ser artista. Está probándose los trajes de Adelaid, mientras canta ilusionada. Calamity Jane la confunde con Adelaid. Kate no deshace el malentendido y juntas viajan hasta Deadwood. Katie Brown, que al principio comienza a cantar desafinando, resulta una excelente y picante artista una vez que se ha destapado la realidad, así que una vez aceptada por los rudos mineros y por el contrariado Hickok, vestido de indio, se queda en Deadwood con Calamity.



La influencia de Katie convierte la cabaña de Calamity en una casita de muñecas y a ella en una auténtica dama. Hay dos hombres que rondan a Calamity y, ahora también, a Katie: el mencionado Hickok y el teniente Danny Gilmartin (Philip Carey). Calamity, que cree estar enamorada del teniente descubre que su verdadero amor es el vaquero cuando descubre a Katie y el teniente besándose.

El musical de David Butler –premiado en los Oscar de 1954– contiene algunas canciones memorables (Secret Love, Black Hills y la divertida y aleccionadora A Woman’s Touch que pueden ver ustedes más abajo) y un par de números interesantes gracias a la energía desbordante de Doris Day, la excelente voz de Keel –el Frank Butler de
Annie Get Your Gun– y la simpatía de Allyn Ann McLerie y Dick Wesson, su compañero en las tablas del saloon.



Si nos hemos atrevido a incluirlo en nuestro ciclo western es por traer a colación a otras dos leyendas del Salvaje Oeste, la indómita "Calamity Jane" Canary-Burke y el salvaje Bill Hickok, que también tuvieron la oportunidad de trabajar en el espectáculo de Buffalo Bill, aunque en los mentideros se asegura que la afición a la bebida de "Calamity" fue el motivo de la brevedad de su estancia en la troupe del Buffalo Bill's Wild West. Ninguno de los dos personajes de la película tienen mucho que ver con las personas reales, pero el entretenimiento está asegurado de la mano de Doris Day y además, hay dos romances por el precio de uno. Que ustedes disfruten.


Calamity Jane (Doris Day en el Oeste, 1953)
Producción: Warner Bross (EEUU)
Director: David Butler
Guión: James O'Hanlon
Intérpretes: Doris Day (Calamity Jane), Howard Keel (Bill Hickok), Allyn Ann McLerie (Katie Brown), Philip Carey (teniente Danny Gilmartin), Dick Wesson (Francis Fryer), Paul Harvey (el propietario del Saloon, Henry Miller), Chubby Johnson (Rattlesnake), Gale Robbins (Adelaid Adams), Billy Bletcher (minero), Budd Buster (minero), Lane Chandler (minero).
101 min. Technicolor

No hay comentarios: