22 de septiembre de 2011

Celuloides cómicos


Un anuncio y cinco cartas (1939), Enrique Jardiel Poncela y Luis Marquina

por Cabrerizo y Aguilar


Jardiel había comenzado a rodar en 1936 para Cifesa los cortometrajes Definiciones y Un anuncio y cinco cartas. Jardiel sitúa el rodaje en julio de 1936 en los estudios de la CEA, con producción de Cifesa. El asesinato de José Calvo Sotelo, el día 13, le sorprende ante la moviola.


Un anuncio y cinco cartas toma su base en el relato Nueve cartas de mujeres y una de hombre, publicado en la revista de humor “Gutiérrez” en 1928 y que tomaba a broma los anuncios por palabras que propiciaban encuentros amorosos a través de las páginas de los periódicos. Las cinco cartas del complemento se corresponden, aproximadamente, a las recopiladas por el propio Jardiel en El libro del convaleciente. No son, aún así, una mera trasposición. Primero, porque el contenido se amplía para redondear el metraje. Y segundo, por un cambio sustancial: en la cinta el sujeto de enunciación varía. Si en el relato el receptor de las misivas es el narrador, un “caballero honorable, aunque bajito”, en la película el protagonismo pasa a un amigo del narrador (el propio Jardiel) que en la sección de anuncios clasificados del periódico firma como Leopoldo R.S.

Aunque de los dos cortometrajes de la serie que conocemos éste es el que está resuelto con medios más cercanos a lo cinematográfico, los títulos de crédito van encuadrados con un telón teatral, acaso para evocar la actividad más exitosa de Jardiel en estos momentos. De su autoría no hay duda alguna: la primera cartela anuncia que el cortometraje ha sido “imaginado, realizado y hablado por Enrique Jardiel Poncela”. Como dibujante de los títulos figura Serny, el tío de Summers.


El anclaje literario de Jardiel queda patente en momentos como la locución tautológica del último plano en la que se ve una mano romper las cartas y tirarlas en una papelera, mientras Jardiel explica que allá fueron a parar las cinco epístolas. Las lecturas son resueltas mediante encuadres fijos y travelines ocasionales, pero presentan sin embargo la doble originalidad de incluir sobreimpresionadas en las esquinas las cartas caligrafiadas y leídas por el propio Jardiel con su peculiar estilo.


Un anuncio y cinco cartas (1939)
Producción: CEA (ES)
Guión y Dirección: Enrique Jardiel Poncela. Supervisión: Luis Marquina.
Intérpretes: Conchita Leonardo, Joaquina Almarche, Dolores Bremón, Minerva Lespier, José María del Val y la voz de Enrique Jardiel Poncela.
11 min. Blanco y negro.

1 comentario:

Diego Fdez. Sández, autor teatral dijo...

Una rara ocasión de poder oír la voz del genial Jardiel, y de ver uno de sus relatos hecho cine.

Un saludo.