19 de enero de 2012

Fígaro y Polichinela



Figaro qua, Figaro là (1950), Carlo Ludovico Bragaglia 

La commedia dell’arte 
Fígaro (Totò) es el barbero más popular de Sevilla. Contraviniendo las órdenes del gobernador (Giuglielmo Barnabò), mantiene abierto su negocio en domingo. Cuando la guardia viene a prenderle, responde por él el conde de Almaviva (Gianni Agus). A cambio, le pide que se cuele en el palacio del gobernador como si fuera el profesor de música de la hija de éste, Rosina (Isa Barzizza) y consiga la llave del jardín para que puedan escapar juntos. Pero, ¡ay!, el gobernador está empeñado en que su hija matrimonie con don Alonso (Renato Rascel), un patoso capitán de la guardia real. 



Después de mil enredos y suplantaciones de personalidad Fígaro y Almaviva urden un plan para burlar al gobernador y el capitán. La escena se desarrolla más o menos así… 


Antes de la boda se celebrará una representación en casa del gobernador. En ella intervendrán un domador de pulgas, un maestro del transformismo y una troupe de comediantes italianos. El presentador rima el programa, mientras entre cajas el domador de pulgas proporciona toda clase de cuidados a sus pupilas y los criados urgen a los cómicos a comenzar la función. 


Ésta no es otra cosa que un espejo deformante colocado en el escenario. El argumento que hace partirse de risa al gobernador y al capitán no es otro que su propia historia grotescamente interpretada, al modo de la commedia dell’arte. De este modo, Totò puede enfundarse por única vez en la pantalla la veste y la máscara de Polichinela, el fantoche nacido en Nápoles. Rosina pretexta una jaqueca para abandonar la sala y Fígaro, travestido, toma su puesto, no sin antes liberar a las pulgas impremeditadamente. 


Rosina y el conde de Almaviva ocupan el lugar de los enamorados en el escenario y un notario -auténtico, aunque lleve una nariz postiza- oficia los esponsales antes de que los invitados, asaeteados por las pulgas, hayan tenido tiempo de darse cuenta. 

 
El capitán intenta dar caza a Fígaro en el escenario. Cada vez que salen por un lateral, los criados les encasquetan un nuevo disfraz, para regocijo del público que cree estar asistiendo al espectáculo de transformismo. 


Finalmente, Fígaro consigue escapar del palacio disfrazado de oso y se oculta en el interior del cañón cuyo disparo sirve para marcar las horas en Sevilla, convirtiéndose así en hombre-bala. 


La producción 
Figaro qua, Figaro là es una de aquellas cintas de principios de los años cincuenta que Metz y Marchesi componían para Totò. Ya lo hemos contado en otras ocasiones: M&M eran una razón social bajo cuyo paraguas se cobijaban escritores y guionistas procedentes de los semanarios humorísticos y de la revista musical. Esta vez cofirman Age y Scarpelli, y Monicelli y Steno quedan en el anonimato. Los argumentos solían ser parodias de piezas conocidas en los que “colocar” chistes apara Totò y permitirle recrear alguna de sus rutinas escénicas. De ahí que se tomen los Pipo Barzizza, el padre de la protagonista femenina de la cinta, recree los temas compuestos por Rossini para su ópera bufa “Il barbiere di Seviglia”, que se basaba a su vez en el conocido personaje creado por Beaumarchais. 


Es la cuarta película de las ocho que el príncipe de Curtis rueda en 1950, así que los directores son más o menos intercambiables. Al habitual Mattòli, le sustituye Carlo Ludovico Bragaglia, que ha formado una sociedad de producción, la Golden Film, con el propietario de una importante cadena de salas en Roma. La ambientación dieciochesca hizo que el gasto en escenografía y vestuario fuera algo más elevado que de costumbre. 


También, la presencia de un actor emergente del teatro romano, Renato Rascel, que da vida al capitán en un alarde de batacazos que entran dentro del más puro slapstick


Figaro qua, Figaro là (1950) 
Producción: Golden Film (IT) 
Director: Carlo Ludovico Bragaglia. 
Guión: Metz & Marchesi y Age & Scarpelli, de la opera bufa “Il barbiere di Siviglia” de Gioacchino Antonio Rossini. 
Intérpretes: Totò (Figaro), Isa Barzizza (Rosina), Gianni Agus (el conde de Almaviva), Guglielmo Barnabò (don Bartolo, el gobernador), Renato Rascel (don Alonso, el capitán), Franca Marzi (Consuelo), Luigi Pavese (Pedro, el bandido), Jole Fierro (Colomba, la doncella de Rosina), Armando Annuale (el domador de pulgas), Mario Castellani (el actor), Carlo Mazzarella (el presentador de la función), Pietro Tordi (Fiorello), Ugo Sasso (Hurtado, un bandido), Mario Siletti (el presidente del tribunal), Eugenio Galadini (don Basilio, el cura), Ciro Berardi (Alvarez, el posadero), Giulio Cali (el ayudante de barbero), Floria Torrigiani, Giulio Battiferri, Rita Andreana, Mario Meniconi, Nino Marchesini. 
85 min. Blanco y negro. 

1 comentario:

ALEIVE dijo...

Hola que tal, soy Alejandro Solorzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 100 Dolares AL MES por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.



Alejandro Solorzano


Tel: (503) - 74532917



Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com


Persona de contacto : Alejandro Solorzano




Saludos cordiales.