26 de noviembre de 2008

Jazzbandismo

La revue des revues (La locura de París, 1927), Joe Francys

Jazzbandismo
Así bautizaba Ramón Gómez de la Serna a uno de los movimientos de vanguardia que su rádar siempre alerta había detectado entre los muchos “ismos” que proliferaron en la Europa de entre guerras. Y la encarnación del jazzbandismo era Josephine Baker.

Josephine Baker revolucionó París mediada la década de los veinte con su “Revista Negra”. No era sólo el aparecer desnuda en el escenario con un sucinto cinturón de bananas a modo de minifalda, era esa mezcla de erotismo, gamberrada, reafirmación racial y dislocación excéntrica que confluía en su modo de bailar. “La Baker –escribía Ramón- resulta un estupendo muñeco que sabe lo que se hace”.

Dos de los números que realizaba Josephine Baker en la revista “Un vent de folie” en el escenario del Folies Bergere ocupan lugar preeminente en el metraje de La revue des revues.

En el Folies Bergere
El argumento de la película es tan nimio que se puede resumir en tres líneas: Gabrielle Derisau (Hélène Hallier), modesta empleada de una casa de modas parisina, conoce a Georges Barsac (André Luguet), un actor que la invita al Palace. Nueva Cenicienta, Gabrielle se convierte en Gaby Derys y triunfa en el Folies Bergere, conquistando de paso el corazón de Georges.
El resto son números extraídos de las revistas “Femmes et sports”, “La revue Mistinguett” y “Un vent de folie”, de los años 1926 y 1927. La operación es similar a la emprendida por Arturo Carballo con la filmación de Frivolinas. Tampoco en La revue des revues nadie se ha partido mucho la cabeza para rodarlos, porque la puesta escena es prácticamente siempre frontal, desde la embocadura del escenario, con insertos puntuales. Pero el sistema de coloreado a mano, lo suntuoso del vestuario y los decorados y la espectacularidad de algunos números bastaría para justificar su filmación. Sin embargo, lo más valioso desde el particular punto de vista de uno es el valor documental de lo filmado.

Ante el espectador desfilan modos de hacer de entonces y artistas que en su día fueron el no va más; entre ellos los ballets Hoffman Girls y John Tiller’s Folies Girls. A título individual hay que destacar la intervención de la danzarina exótica Stanislawa Welska y de los bailarines acrobáticos Les Ludovics, en un mismo número titulado “Las orgías” de recargada imaginería y un barroquismo a veces confuso. Un tal Manolo Titos se hace acompañar por las Albany Girls en la coreografía de un baile que pivota alrededor de la imaginería del golf, con bastones incluidos. La danzarina vienesa Erna Carise –famosa en los años sesenta por un método para adelgazar rápidamente- realiza una pantomima musical subacuática de un primitivismo sugerente. La danza de los juguetes ejecutada por Hellen Komarova, Skibine y Gretchikine tiene el encanto de lo automático, que según Bergson era uno de los mecanismos que movían a risa.



Gaby y Georges, la pareja ficticia, se incorporan al elenco revisteril para una versión de “Le tango sous la lune”, para cuyo españolismo de pandereta ya estamos preparados gracias al previo “Impressions d’Espagne”. Nada hay aquí que destacar, como no sea lo tópico de la coreografía y lo poco vistoso de la resolución. Blake Edwards sacó un magnífico partido cómico a similar ambientación y vestuario en Víctor o Victoria (Victor Victoria, 1982).



Los dos números de fuerza, ya lo avisamos, se concentran en el tramo final. Josephine Baker baila al ritmo de la “Thompson Jazz Orchestra” en “Plantation” y en otro número que busca el contraste entre una hostería de principios del siglo XVII y un moderno Café Americano situado en el mismo lugar en 1927. La Baker exhibe todos sus recursos de bailarina excéntrica pero no su cuerpo, pudorosamente cubierto, como el del resto de las bailarinas, para el público que asistiera al cinematógrafo. Tampoco ella se mostró nunca especialmente satisfecha con la imagen que ofrecía de sí misma en estas películas.

Película perdida y encontrada
La revue des revues habría sido un “lost film” más si no fuera por una serie de casualidades, auspiciadas por gentes empeñadas en que éstas ocurran. Al parecer sólo se conservaba en Francia un rollo de esta película en precario estado. Un estudioso localizó una copia incompleta ¡y coloreada! en Dinamarca, con los intertítulos en danés, por supuesto. Después de identificarla correctamente los estudiosos cayeron en la cuenta de que el rollo que tenían servía para completar la copia coloreada. Nuevas indagaciones en Italia y Gran Bretaña sirven para recuperar el metraje completo. Se procede entonces a la salvaguarda en soporte cinematográfico y a la reconstrucción de los subtítulos. La revue des revues fue estrenada por la cadena franco-alemana Arte en 2005 y editada posteriormente en DVD. En España ha salido en Divisa, en su meritoria aunque irregular colección “Orígenes del Cine”, con el título de La locura de París. Entre los extras, una sorpresa de la que a lo mejor hablamos otro día.

Sr. Feliú

La revue des revues (La locura de París, 1927)
Productor: Alex Nalpas (FR)
Director: Joe Francys
Guión: Clément Vautel.
Intérpretes: Josephine Baker , André Luguet (Georges Barsac), Hélène Hallier (Gabrielle Derisau), Pépa Bonafé, Erna Carise, Edmond Castel , Jeanne de Balzac, Mme. Dehan, Gretchikine, The Hoffman Girls, John Tiller's Folies Girls, Mme. Komakova, Londonia, Ludovic, Lila Nicolska, Skibinne, Standford, Titos, Henri Varna, Stanislawa Welska, Ruth Zackey.
103 min. Blanco y negro y Color.

No hay comentarios: