17 de noviembre de 2008

El payaso Beby


"Beby possède par nature les dons irrésistibles du ridicule et le comique nait chez lui désordre apparent entre le geste et le verbe. Son masque tout simple, la mobilité crispée de ses yeux, ses attitudes stéréotypées qui ont été beaucoup imitées, ses reparties inquiètes, sa voix subitement vehémente et bientôt apaisée, ont des accents de sincérité étonnante sous la drôlerie."
Tristan Remy


"Aún cuando a los trece años ya había debutado como clown, hasta los treinta años no trocó la malla del acróbata por el levitón absurdo del augusto"
Antonio R. Dalmau






Aristodemo Frediani Beby
1885-1958

BEBY  PROCEDE de la famosa familia de acróbatas italianos Los Frediani con los que se inicia a muy temprana edad, primero como acróbata saltador y más tarde como acróbata sobre caballo a las órdenes del jefe de la troupe, su hermano Willy Frediani. Con su familia logra la columna a tercera altura sobre el caballo y el doble salto mortal, según cuenta él mismo, y viajan por todo el mundo. Su gran corpulencia y y sus piernas arqueadas a causa de alguna de sus numerosas caídas –"J'ai eu un bras cassé, une clavicule brisée, la hanche démise…"(1)– le convertían en un augusto difícil de olvidar. Así lo recuerda Henry Thetard: "un comique statique qui tire ses effets d'une physionomie qu'il sait rendre merveilleusement niaise en contraste avec ses yeux fùtés, sa voix nasillarde et claironnante, ses attitudes d'un grotesque inattendu".

De 1917 a 1935, trabaja con Antonet, al que conoce precisamente en España. Su primera actuación se produce nada más y nada menos que en Tarragona y un poco más tarde participan en el programa inaugural del legendario Circo Olimpia de Barcelona. Parece ser, según cuenta Tristán Remy, que la pareja solamente funcionaba en el escenario y que Antonet, con su carácter estricto y autoritario, pretendía dominar a un Beby que se dejaba hacer y que evitaba contrariarle. Cuando rompe con Antonet se convierte en el augusto de otros grandes carablancas. Dominique Mauclair, durante muchos años presentador y director del prestigioso festival du Cirque de Demain, gran especialista y estudioso del circo, nos habla de Beby en un interesante artículo publicado con ocasión de las III Jornadas internacionales: “El payaso, creador de sonrisas”, simposio organizado por el Festival Internacional de Payasos de Cornellà de Llobregat en noviembre de 2006. Nos dice: "Habiendo sido obligado a interpretar durante muchos años el papel tirano de un augusto sádico con Antonet, Beby se convierte, en la segunda mitad de su carrera, en el augusto que podía cambiar constantemente de partenaire sin que ello afectara a la pareja de payasos. Ya fuera con Alex, Maïss, Despard-Plège o Pipo, Beby era siempre genial".

Con todo, la pareja Antonet-Beby reinará en la pista durante más de una década y en París compitieron de igual a igual con la genialidad y popularidad de los Fratellini. De hecho, para algunos, representan el modelo perfecto de dúo de payasos, formación que constituye una forma más purista, más genuina si se quiere, para las entradas de payasos que los tríos o cuartetos. Y también es cierto que la personalidad y el físico del augusto tenían el atractivo suficiente como para ser el protagonista de la aventuras cinematográfica de Melville, Bresson…

(1) Entrevista de Serge con Beby publicada en el librito Vive le Cirque par Serge, Editions Marcel Seheur, París, 1930

Filmografía de Beby:
Las peripecias de Baby (1915), Pedro Trilla
Une histoire de cirque [Antonet y Beby] (1930), Charles de Rochefort
Affaires publiques
(1934), Robert Bresson
Juanita (1935), Pierre Caron
Les frères Delacloche (1936), Maurice Kéroul & Jean Mugeli
La vie des artistes (1938), Bernard-Roland
24 heures de la vie d'un clown (1945), Jean-Pierre Melville
Une fille dans le soleil (1952), Maurice Cam

3 comentarios:

E. Yan dijo...

Muchas gracias por el trabajo que realizas, es una gran referencia para la cultura y el circo.

Javi dijo...

Muchas gracias E. Yan por su comentario. Nuestra carpa está abierta las 24 horas del día para el disfrute y la investigación. Será bienvenido siempre que desee acercarse.

Saludos circenses

Rath dijo...

El documental de Melville es una delicia y una gran curiosidad, poco conocida, dentro de la obra de su realizador. Muchas gracias por ésta y, en general, por todas vuestras entradas tan interesantes como bien elaboradas.