4 de enero de 2010

¡Calla, tristeza, calla!



Molchi, grust... molchi! (Молчи, грусть, молчи!
, 1918), Piotr Chardynin


Hemos tenido la suerte de conocer esta maravillosa película de Piotr Chardynin gracias a youtube. Por suerte, también ha caído en nuestras manos, esta interesante reseña sobre la película lo que nos evita buena parte del difícil trabajo de investigación.

El director, uno de los más importantes directores prerrevolucionarios, es además actor interpretando a Lorio, el pobre payaso al que finalmente abandona su mujer Pola (Vera Kholodnaia). La película, de la que solamente se conserva la primera parte, está realizada para el lucimiento de los encantos de Vera Kholodnaia, una de las estrellas del cine mudo ruso antes de la revolución. La pobre mujer es continuamente cortejada por hombres dispuestos a ofrecerla un mundo mejor.

Lorio, el payaso equilibrista violinista, vive su propio destino apurando el vaso hasta el final. Sufre en silencio. Una caída haciendo un difícil equilibrio sobre una torre de sillas (un equilibrio de cabeza mientras toca el violín) le deja impedido por lo que del circo pasan a músicos callejeros. Pola sigue resultando atractiva a pesar de sus harapos y los hombres continúan acosándola y ofreciéndola lujos a los que no puede negarse. Lorio recibe la noticia de su huida de manos del mayordomo de su nuevo consorte. Lorio queda abatido y no vuelve a aparecer al menos en la parte que se conserva.

Pola comienza una nueva vida de desenfreno que le lleva de los brazos de uno a los brazos de otro. Un capricho pequeño burgués. Nosotros confiamos en que la infeliz Pola volviera a los brazos de su amor verdadero, el payaso Lorio, en la perdida segunda parte. Pero lo más seguro es que nos estemos equivocando.

La versión que tenemos la suerte de ver en youtube en cinco partes tiene una banda sonora muy potente realizado por el grupo ruso de rock Verba. Entre los temas de este grupo destaca la grabación de la canción que inspira la película y el título. El momento elegido es de al caída de Lorio de su torre de sillas. La fatalidad vive bajo un sombrero de cono.

Tristeza, aflicción, las esperanzas se fueron,
sin amigo, todo triste alrededor;
En la tranquilidad de la noche escucho los sollozos -
el gemido del alma sobre un amor roto…
Calla, tristeza, calla!
No toques viejas heridas,
cuentos de un amor querido
que no volverá nunca, nunca.
Dormir el sueño eterno, adormecerse más rápido,
furtivamente dejarlo todo,
la vida fue una mala broma cruel,
no lamento despedirme de ella.
Calla, tristeza, calla!
No toques viejas heridas,
cuentos de un amor querido
que no volverá nunca, nunca.





Молчи, грусть, молчи! (1918)
Direccción: Piotr Chardynin
Direccción artística : Vladimir Siversen
Guión : Piotr Chardynin
Intérpretes:Piotr Chardynin (Lorio, payaso-músico), Vera Kholodnaia (Pola, su compañera), Konstantin Khokhlov (Olekso Presvich, hipnotizador e ilusionista), Ivan Khudoleyev (Prakhov, un comerciante), Vladimir Maksimov (Volyntsev, un artista)
Mikhail Masin ( Innokentii, mayordomo de Prakhov), Ianina Mirato (dama ‘de mala reputación’), Vitold Polonsky (Telepniov, un caballero rico), Olga Rakhmanova (la madre de Volyntsev), Osip Runich (el abogado Zarnitski)


No hay comentarios: