24 de noviembre de 2010

Sueños son



Le dirigeable fantastique [786-788] (1907)

Soñaba el dormilón de
Le cauchemar, sueña Jack le ramoneur, sueña el condenado de Les incendiaires. Sueñan al unísono el presidente francés Fellières y el rey británico Eduardo VII en un túnel submarino que una por ferrocarril ambas orillas del canal. Le Tunnel sous la Manche ou le Cauchemar anglo-français [936-950] (1907) muestra lo que hoy es una realidad como una pesadilla que termina en tragedia. Por la mañana, cuando los dos plenipotenciarios despiertan reciben la visita de un ingeniero cuyo proyecto es, precisamente, la construcción de dicho túnel. Ya se pueden ustedes imaginar que tan dignos personajes pierden inmediatamente la compostura.


El profesor Cabezaloca -“Crazybrain” según la versión en inglés- también sueña. Ha inventado un dirigible, pero cae rendido. Apenas está en su colchón aparecen dos díscolas hadas que le inmovilizan. Entonces hacen su aparición los dos diablillos acróbatas que tan buenos momentos nos hacen pasar en la filmografía de Méliès: dos heraldos no del mal sino de la destrucción y la anarquía, que lo ponen todo manga por hombro, tiran los papeles, arrojan el plano por la ventana... Pero el profesor sigue soñando. Ahora sueña con su dirigible hecho realidad. Las paredes se disuelven y el dirigible se pone en marcha. No es más que una especie de receptáculo del que van surgiendo bellas señoritas en poses sugerentes que surcan el cielo hasta desparecer. Contra lo que uno pueda pensar, no se trata de un sueño húmedo, de una ensoñación erótica, porque mientras esto sucede el profesor se retuerce por el suelo entre padecimientos sin cuento.




De pronto, un cometa de bella estela anaranjada cruza el cielo soñado y se estrella contra el dirigible, provocando una casacada de fuegos artificiales en el estudio del profesor, que da con él en un barreño.

Pena de final. El profesor, como don Miguel de Unamuno, está escarmentado:
-¡Que inventen ellos! -parece decir mientras destruye con sus propias manos lo que antes sólo fue una pesadilla.

Le dirigeable fantastique (1907)
Producción: Star Film (FR)
Guión y Dirección: Georges Méliès.
Intérpretes: Georges Méliès (el profesor Crazybrain).
Blanco y negro


No hay comentarios: