29 de agosto de 2011

Pee-wee en el circo



Big Top Pee-wee (1988), Randal Kleiser

A pesar de sus sueños de fama y estrellato, Pee-wee Herman (Paul Reubens) es un singular granjero que vive apaciblemente junto a sus animales y plantas. Cultiva árboles que dan salchichas para perritos y vacas que dan leche chocolateada. Se hace acompañar por Vance, un simpático cerdo hablador (voz de Wayne White). Vive en una pequeña ciudad en la que Pee-wee se mueve con más o menos soltura hasta que una fuerte tormenta se desata en la zona.


A partir de ese momento, la vida para el inocente Pee-wee ya no será la misma. Un circo ha sido arrastrado por la tormenta hasta los terrenos del granjero y su granja se ha convertido en un mar de carromatos rotos entre los que se encuentra el de la mujer gorda que se ha quedado atascada. Un desfile de personajes extraños capitaneados por Mace Montana (Kris Kristofferson) pasan ante sus ojos. La minúscula mujer de Mace, la mujer barbuda, el hombre perro… animales de todo tipo y pelaje y gente no demasiado corriente intentando reorganizar sus cosas. Pee-wee sale muy bien parado de su encuentro con un león y no tanto de su tropiezo con Gina, la trapecista (la guapa Valeria Golino). 


Pee-wee no consigue hipnotizar a sus convecinos para que el circo se instale en la ciudad durante una temporada, así que no le queda más remedio que aceptarlos en su granja. Ahora hay cola para su cuarto de baño, aunque la mujer sirena tiene sus privilegios. Los mismos privilegios que Gina, que enamora a Pee-wee y con el que realiza un paseo sobre elefante que no deja de ser excitante sabiendo que un año más tarde, el actor sería detenido por masturbarse en un cine para adultos. 


Volvamos a lo que importa, Winnie, la novia de Pee-wee (Penelope Ann Miller), descubre que Pee-wee está loco por Gina. Gina descubre que Pee-wee tiene novia. Ambas mujeres le rechazan y le reprochan su traición por lo que recurre a los buenos consejos del experimentado cerdito Vance.








Hay poco más, a excepción de la panorámica del sideshow con las diferentes atracciones que acaban con el cubículo destinado a Pee-wee o del hombre perro (Benicio Del Toro) avisando con ladridos la llegada del comité de vecinos que quiere boicotear al circo o el colorido charivari final, una canción y una coreografía que habría que olvidar a no ser por el paseo en equilibrio de los animales de Pee-wee Herman por un cable de altura. 


A pesar del control de producción por parte de Paul Reubens –o precisamente por ello– Big Top Pee-wee no consiguió el éxito de la primera de la saga, Pee-wee´s Big Adventure (1985), primer largo del genial Tim Burton. Randal Kleiser, el director de esta última secuela del lacónico personaje, quiso quedar inmortalizado más que por su trabajo, concretamente por un plano excesivamente largo en el que hace de vendedor de palomitas. 




Big Top Pee-wee (1988)
Producción: Paul Reubens y Debra Hill, Paramount Pictures (EEUU).
Director: Randal Kleiser.
Guión: Paul Reubens, George McGrath.
Intérpretes: Paul Reubens (Pee-wee Herman), Penelope Ann Miller (Winnie),  Kris Kristofferson (Mace Montana), Valeriana Golino (Gina Piccolapupula), Susan Tyrrell (la minúscula mujer de Montana), Albert Henderson (Mr. Ryan), Terrence Mann (el payaso Snowball), Jack Murdock (Otis), David Byrd (Deke), Mary Jackson (Mrs. Dill), Frances Bay (Mrs. Haynes), Mihaly "Michu" Meszaros (Andy), Joey Arias (mitad hombre/mitad mujer), Franco Columbu (el hombre forzudo), Vance Colvig (payaso), Benicio Del Toro (Duke, el niño cara perro), Leo Gordon (Joe, el herrero), Kevin Peter Hall (gigante Big John), Matthias Hues ( Oscar, el domador de leones), Jay Robinson (voz de gallo), Lynne Marie Stewart (Zelda, la mujer barbuda), Kenneth Tobey (Sheriff), Randy Wayne White (voz de Vance el cerdito).

Color. 86 min. 

1 comentario:

angeluco10 dijo...

Creo recordar haber visto esta película por televisión un domingo por la mañana recuerdo haber oído que el personaje de Pee Wee tenía cierto éxito en EEUU y,la verdad,no lo entendía,este tipo de personaje no tenía cabida a finales del siglo XX,tal vez en los años cuarenta o cincuenta pero no en los ochenta,la película era realmente mala y el personaje.....