17 de noviembre de 2014

Miss Ada, el proyectil humano enamorado



Young Man’s Fancy (Llovida del cielo, 1939), Robert Stevenson

El joven Lord Alban (Griffith Jones) escapa de sus padres, los duques de Beaumont (Seymour Hicks y Martita Hunt), que pretenden casarlo con la hija de un acaudalado cervecero (Meriel Forbes). En su huida, entra en un modesto local de music hall en el que actúa Miss Ada, la bala humana (Anna Lee).


Ella es hija de un titiritero (Edward Rigby), que actúa con sus marionetas a la puerta del teatro, pero ella tiene aspiraciones. No quiere trabajar en la calle. El music hall le parece lo más a lo que puede aspirar una artista. De modo que, cada noche se deja disparar con un cañón por un tipo pomposo vestido de militar y apodado capitán Boumphray (el cómico escocés Billy Bennett).


Pero la noche en que Lord Alban presencia el número hay un error de cálculo, el proyectil humano rebota en la red y va a parar directamente a sus brazos. Por prescripción médica la lleva a la mansión de los duques y allí ambos conciben un plan que lo librará a él de la boda de conveniencia. Protagonizarán una sonada escapada a París de modo que el conservador cervecero deshaga el compromiso. Pero las cosas no suceden como habían previsto, los prusianos cercan París y la pareja se enamora de verdad en la ciudad cercada.


Al borde de la muerte por inanición, ella recibe la oferta del propietario del Palace d’Amusements (Francis L. Sullivan) de trabajar en su local.


Los enamorados resucitan el número de la bala humana. Lord Alban hará la presentación del número y el papel de artillero. Una vez más el destino, ay, les juzga una mala pasada. Los espectadores escapan a celebrar la firma del armisticio. Mademoiselle Ada consigue caer en el centro de la red en un local desierto. El propietario del Palace d’Amusements les ofrece que realicen cualquier otro número: equilibrismo, trapecio volante… El del cañón ha quedado obsoleto desde el mismo momento en que se ha firmado la paz.


La pareja no tiene más remedio que regresar a Londres. Ella, fracasada. Él, abocado a un matrimonio de conveniencia. ¿O no?


Young Man’s Fancy (Llovida del cielo, 1939)
Producción: CAPAD / Ealing Studios (GB)
Director: Robert Stevenson.
Guión: Roland Pertwee, de un argumento de Robert Stevenson.
Intérpretes: Griffith Jones (Lord Alban), Anna Lee (Miss Ada), Seymour Hicks (el duque de Beaumont), Martita Hunt (la duquesa de Beaumont), Billy Bennett (el capitán Boumphray), Edward Rigby (Gray), Francis L. Sullivan (Vincent St. George, director del Palace d’Amusements), Meriel Forbes (la señorita Crowther), Felix Aylmer (Sir Caleb Crowther), Raymond Aimos (el vagabundo), Phyllis Monkman (Esme), Morton Selten (Mr. Fothergill), Alan Aynesworth (Mr. Trubshaw), George Carney, Athene Seyler.
77 min. Blanco y negro.