25 de marzo de 2016

El circo por dentro




Представление начинается (The Show Begins), Joachim Šaroev, 1970


Unos niños quieren entrar en el circo pero no tienen dinero para pagarse la entrada. El payaso Popov que pasaba por ahí hace una especie de magia, esquiva al portero, y hace pasar a los niños. Pero sin entradas —el espectáculo no ha empezado, los artistas están ensayando, así que se pasan todo el espectáculo huyendo del portero, lo que ayuda al director del corto a enseñarnos los entresijos del edificio.




El film concert lo conduce Popov, así que podemos disfrutar de algunas de sus entradas con pequeñas variaciones argumentales. Los niños están por ahí escondidos y el abnegado portero les sigue los pasos. Trapecistas volantes, perchistas, monos, los osos de Filatov que ya sabemos que hacen de todo, los modernos aparatos aéreos que construían los soviéticos, un número de doma de papagayos, otro de funambulismo…




Estamos en 1970 y el circo soviético está en su esplendor. El estado comunista está implicado en su desarrollo y su promoción. Este corto es una buena muestra de ello. En la película podemos disfrutar de la virtuosidad del circo soviético y de su relación con el pueblo representada por los chavales que quieren curiosear. El circo por dentro y por fuera. Grandes artistas, un gran payaso y una atmósfera musical muy conseguida. Abajo pueden ustedes colarse para disfrutar del espectáculo. Como niños.




Представление начинается (1970)

Producción: SSSRProizvodstvo (URSS)
Director: Joachim Šaroev
Guión: Mark Mestechkin y Joachim Šaroev
Música: Anatoliy Bykanov
Artistas: Oleg Popov, Valentin Filatov, Lorita Magomedov, Magomed Magomedov, Valentina Surkova, Yuri Kanagin, Alexander Popov (V), Igor Diurdev, Elga Anzorge, Rena Manukova, Ludmila Filatova (II), Tatiana Filatova (III), Valeri Filatov (II), Arkady Budnickij, James Georgi Tusuzov Shachtman, Marisha Kanagina, Alex Abbakumov, Andrey Shuiding.

Color. 36 min


.

1 comentario:

Juan Manuel dijo...

Me ha gustado el cortometraje. Popov, el payaso sol, está espléndido y la atmósfera musical del mismo (como bien dices), es cautivadora.