18 de enero de 2008

Cine por fascículos


En el año 1979, hace ya un puñado de años, y seguramente por septiembre, aparecieron en los kioskos unos fascículos dedicados al Circo, o más concretamente, al Maravilloso Mundo del Circo. La obra estaba refrendada con la firma de numerosas personalidades, expertos y coleccionistas de circo y se acompañaba de atractivos extras como carteles en las páginas centrales y contraportada y una revalorizada colección de cromos que hoy se busca entre los libreros de viejo como una pequeña joya de la memoria circense.
Finalmente, el proyecto solo se mantuvo lo suficiente para editar trece fascículos, número fatídico en esta ocasión, pues la obra estaba ideada para 75 fascículos agrupados en 5 volúmenes. El apoyo de las colecciones de Mario Armero, Antonio Álvarez Barrios, José Vinyes, Feijoo-Castilla, Club de Payasos, Ángel Bendicho, Fernando Castellanos y Enrique Díáz al proyecto queda de manifiesto en estos capítulos repletos de ilustraciones y reproduciones de documentos inéditos y de gran valor documental.
Dirigida por Juan Villarín García y teniendo como asesores principales a los ya citados Antonio Álvarez Barrios y José Vinyes, El Maravilloso Mundo del Circo, aún siendo una obra inacabada, sigue siendo un libro (en realidad, finalmente se editaron dos volúmenes) importantísimo en la escasa bibliografía de libros escritos en español. Además, tenemos la suerte de que entre los capítulos editados, se encuentra uno, magníficamente ilustrado, dedicado al cine.

VV.AA.
El Maravilloso Mundo del Circo
Ediciones Nova, S.A., Madrid, 1979
ISBN: 84-85658-05-1

1 comentario:

Mercedes Villarín dijo...

Por pura casualidad,acabo de encontrar su cuaderno de bitácora.Me he permitido brujulear por él.Me ha encantado.¡Cúal ha sido mi sorpresa cuando,entre sus páginas,he encontrado este artículo.Aprovecho para darle las gracias por su mención acerca de lo que hubiera sido una enciclopedia de circo completa,de no haber sido por circunstancias ajenas a la voluntad de mi padre,su autor.

Un afectuoso saludo,

Mercedes Villarín.