2 de febrero de 2008

Mind, like parachute, only function when open.


Charlie Chan at the Circus (1936), de Harry Lachman

MIENTRAS veraneaba en Honolulú, Earl Derr Biggers leyó un artículo acerca de un detective chino de nombre Chang Apana. Biggers, que nunca había oído hablar de un detective oriental, sintió tanta curiosidad por este personaje (Apana había sido vaquero antes de entrar al servicio de la policía hawaiana, luchando valerosamente contra las mafias locales), que poco más tarde, un personaje de novela se estaba gestando en su imaginación. En 1925, el detective del departamento de policía de Honolulú, Charlie Chan hace su primera aparición en el periódico The Saturday Evening Post iniciando la publicación de un nuevo serial. Convertida en novela, The house without a key, consiguió un éxito inmediato.

Todas las novelas de Biggers se llevaron al cine, excepto una que se convirtió en musical, y entre todas suman más de cincuenta. El actor que finalmente consiguió dar fuerza y protagonismo al personaje fue Warner Oland, quien dio con la definitiva caracterización del investigador a partir de 1931. Oland tenía experiencia en la interpretación de personajes asiáticos, ya que había dado vida al siniestro villano Fu-Manchú en un par de títulos.

El detective Chan, rodeado de sus 12 hijos, a los que enumeraba, resolvía los casos sin demasiadas complicaciones, aderezando sus pesquisas con divertidos proverbios chinos como "Circus performer like detective - must be Johnny-of-many-trades" (El artista de circo, como el detective: debe ser Juanito Manitas) o "No use to hurry unless sure of catching right train" (No corras hasta estar seguro de que es el tren correcto) o decenas de aforismos como estos en cada película.

Charlie Chan at the Circus está rodado en las instalaciones de Al G. Barnes Circus en Los Ángeles, así que está muy bien ambientado. Podemos destacar la presentación de la película con un travelling mostrándonos el sideshow del circo, el baile caribeño de dos midgets (Col. Tim & Lady Tiny), protagonistas de la trama, y el número de trapecio, con caída incluida. Finalmente, el asesinato del director del circo es resuelto con aplomo e ironía por el detective chino. Humor y suspense en dosis asimilables. Es el año 1936.


Charlie Chan at the Circus (1936)
Productora: Twentieth Century-Fox Film Corporation (EEUU)
Director: Harry Lachman
Guión: Robert Ellis y Helen Logan
Intérpretes: Warner Oland (Charlie Chan), Keye Luke (Lee Chan, George Brasno (Colonel Tim), Olive Brasno (Lady Tiny), Francis Ford (John Gaines), Maxine Reiner (Marie Norman), John McGuire (Hal Blake), Shirley Deane (Louise Norman), Paul Stanton (Joe Kinney), J. Carrol Naish (Tom Holt), Boothe Howard (Dan Farrell)
71 min. Blanco y negro


No hay comentarios: