26 de octubre de 2009

La doma a manguerazos


Segodnya novyy attraktsion (1966), Nadezhda Kosheverova

Dedicar todo el mes de octubre a películas realizadas en la extinta Unión Soviética no ha ampliado nuestros conocimientos del ruso salvo diferenciar algunas letras más del alfabeto cirílico. El esfuerzo ha merecido la pena porque aunque muchas de las películas no serán recordadas por su contribución al lenguaje cinematográfico, en ellas siempre podemos ver circo de verdad. No son carpas remendadas y resecas del polvo del camino. Son edificios estables con todas las comodidades de un teatro. No son actores de teatro o cine disfrazados de payasos. Son payasos de verdad los que protagonizan muchos de estos films. No son números pobremente vestidos y peor ejecutados. Son actos de circo de primera categoría, a muchos de los cuales, por desgracia, somos incapaces de poner nombre y apellido.


Segodnya novyy attraktsionn (1966), la película que nos ocupa, comparte con Ukrotitelnitsa tigrov algo más que los tigres. Comparte también una domadora que se estrena y una historia de amor previsible. Y comparte la dirección, que en ambos casos la lleva Nadezhda Kosheverova, una directora con oficio a la que se recuerda por su versión de Cenicienta: Zolushka (1947).

Además, comparte con muchas otras películas de las que ya hemos hablado en nuestra carpa una directora de circo grande, decidida, que encara los problemas con resolución y que soporta sobre sus espaldas más peso del que debería. En este caso el papel lo interpreta una de las grandes —en todos los sentidos— actrices del cine de la URSS, Faina Ranevskaya (1896-1984), que se despedía precisamente de la pantalla con esta película.

Después de un accidente con los tigres resuelto a manguerazos y de una visita de quien podría parecer un acreedor pero que imaginamos comisario político, la directora del circo (Faina Ranevskaya) convence al domador Marat (Koberidze Flocks) para que sea su mujer (Marina Polbenceva) la que presente el número de doma en la pista. Las domadoras siempre han resultado más comerciales que los domadores desde mucho antes que King Kong se enamorara de la bella Ann. Además, en la URSS, domadoras como Margarita Nazarova e Irina Bugrimova ocupaban el puesto de honor de las principales pistas de los circos estables.


Como es de esperar, la rubia triunfa con sus tigres leones y osos. Además, se columpia con un tigre a sus pies mientras hace malabares con tres mazas. El éxito es rotundo, los planos con nombres de ciudades de la URSS se encadenan en una secuencia que podría parecernos vanguardista, un engaño de la tipografía.



He de confesar que el exceso de rayas —de los tigres siberianos— y del ruso casi acaban conmigo. Intentar entender esta película sin saber ruso es bastante difícil y no he llegado a entender porqué el domador está siempre como enfadado, como a punto de irse. Es evidente que se quieren, así que centrémonos en la doma.

Segodnya novyy attraktsion es una película para los amantes de los animales en el circo. La directora se toma su tiempo para mostrarnos los ensayos y algunas particularidades de este oficio. Las mangueras y las pistolas están preparadas para actuar y su eficacia se comprueba en varias secuencias de la película. En una de ellas, un tigre desobedece a Valentina su orden de retirarse y ella le golpea con el palo violentamente provocando el ataque del tigre. En otra, el ayudante simpático y perezoso de la pareja es perseguido por un gigantesco paquidermo por todas las estancias del circo. En otra, Valentina encarna la constancia y tozudez de los artistas de circo montándose una y otra vez sobre un caballo díscolo.

La nueva atracción que ronda la cabeza de Marat es una mera fantasía para su mujer. Pero ella no quiere rendirse en su propia nueva atracción que finalmente logra presentar en la pista: tigres, leones, y panteras juntos en la pista y ella presidiéndolo todo montada en su, ahora dócil, caballo blanco. Salta sobre varios felinos tumbados sobre el serrín. De repente algo sale mal y las fieras se lanzan sobre el caballo. El accidente provoca un auténtico desastre en el circo. Todo el mundo está a punto de dejarlo todo cuando el gran Marat, el domador que no para de darle a la cabeza, presenta ante el jurado su última creación. Las fieras evolucionan solas por la pista siguiendo las órdenes de Marat que les habla desde megafonía, con un micrófono en la mano. Al rato, entran en la pista tres jovencitas, una de ellas sobre el lomo de un león. Hacen acrobacias y contorsiones entre las fieras cuando, entre las risas del payaso, se sube la red de protección quedando el grupo de fieras sin barreras de protección. Se encadena a pista llena de público…

Aquí pueden disfrutar ustedes del film

Segodnya novyy attraktsion (1966)
Producción: Lenfilm Studio (URSS)
Director: Nadezhda Kosheverova
Intérpretes: Marina Polbenceva (Valentina), Koberidze Flocks (Marat, el domador), Faina Ranevskaya (la directora del circo), Pavel Sukhanov (el payaso), Gelij Sysoev, Igor Gorbachev, Mikhail Gluzskij, Lev Lemke.
84 min. Color


No hay comentarios: