22 de febrero de 2016

La sátira de la Ley Seca



Dry and Thirsty (1919), Craig Hutchinson

Poco sabemos del diminuto Billy Bletcher. Qué había nacido en 1894 y que a los veinte años poco más o menos se introdujo en la industria del cine. Trabajó para  Mack Sennett y Al Christie, y realiza la transición al sonoro sin ninguna dificultad gracias a una bien timbrada voz de bajo. Por aquí tuvimos ocasión de verlo como pacientísimo paciente de W.C. Fields en The Dentist (1933).


Hal Roach lo emparejó con Billy Gilbert a principios de los treinta en una serie de comedias de dos rollos que debían cubrir el hueco dejado por Laurel y Hardy, dedicados plenamente al formato largo. La serie no tuvo éxito pero Bletcher tenía el pan asegurado como doblador de cartoons para Walt Disney. Suya es la voz del Lobo Feroz del clásico The Three Little Pigs (Los tres cerditos, 1933). También puso voz al Llanero Solitario en el serial radiofónico protagonizado por el personaje.


Durante el breve plazo en el que estuvo operativa la compañía Gayety Comedies —una filial de la empresa de Christie— hizo media docena de comedias dirigidas por Craig Hutchinson y con regordeta Vera Reynolds como partenaire. Suponemos que Dry and Thirsty es tan representativa de su estilo interpretativo como cualquier otro de aquella tanda.


Bletcher se muestra como un tipo mundano, atildado, pero totalmente dominado por el alcohol. Sus ganas de beber le llevan a perseguir a una bella bañista, no por su belleza, sino porque lleva una garrafa de licor al hombro. Ella le conducirá, en una escena que tiene mucho de pesadilla, hasta un tribunal donde será condenado a pagar una multa diez copecas “por flirtear con el alcohol”.


Lo cierto es que la ley Volstead, conocida como la Ley Seca, había entrado en vigor el 17 de enero de 1920 y el equipo aprovecha la circunstancia para sacarle punta humorística a un tema de actualidad. No obstante, hay que hacer constar la rareza que tal tipo de humor constituye en una producción cómica en la que, si se pone en solfa el sistema suele ser a base de inversiones burlescas o extravagantes, no mediante la sátira.


El probo William Allways Tryan (John Dempsey) es presentado como “el padre de la Prohibición”. Sin que haya otra razón que la de facilitar situaciones equívocas, se aloja con su señora (Vera Reynolds) en un hotel que parece ser el centro del tráfico de licor de la ciudad. “Tráfico” tomado en sentido estricto porque es tal el movimiento de vendedores y borrachos que un empleado del hotel ejerce de guardia de la circulación en el pasillo.


El resto, lo pueden ver aquí:

Dry and Thirsty (1920)
Producción: Gayety Comedies.
Director: Craig Hutchinson.
Intérpretes: Billy Bletcher (Horace Radish), John Dempsey (William Allways Tryan), Vera Reynolds (la señora Tryan).
12 min. Blanco y negro.