18 de mayo de 2010

Los acróbatas del Trío Manolenka



Manolenka (1939), Pedro Puche

De los otrora famosos acróbatas Los Manolenka sólo sobrevive Juanón (José María Lado), alcohólico desde que el trío se disolvió. Su carácter irascible y el mal beber han convertido a su hijastra Julia (Lina Yegros) en objeto de toda clase de malos tratos. Una noche de tormenta, mientras la persigue borracho, se da un golpe y muere ahogado.

Al pueblo llega un pintor, Carlos (José Nieto), que acoge a Julia y la pinta vestida de zíngara con un traje de su madre. Con el producto de la venta del retrato colma de regalos a la chica. Pero Carlos tiene una amante, Berta (Amparo Martí), que es artista de variedades y maniobra hasta conseguir que el pintor vuelva a su lado.

Julia debuta en un cafetín como cantante. Es sólo el primer paso para triunfar en el Teatro Emporium, cuyo empresario (Francisco A. de Villagómez) la tiene en palmitas. La fama de Julia llega a oídos del pintor, que acude a presenciar su actuación. Los antiguos enamorados se reconcilian. Carlos, celoso, quiere saber porqué el empresario tenía un interés en la chica que parece exceder lo profesional. Éste le muestra entonces una foto en la que aparecen él y su difunta mujer junto a Juanón. Ellos eran el Trío Manolenka y Julia es, en realidad, su hija.


Tal es el argumento concebido por el joven Ramón Torrado, futuro director cinematográfico, en el que cabe rastrear la influencia de su hermano Adolfo, dramaturgo de gran popularidad durante los años treinta y cuarenta. Tanto, que su apellido llegó a identificar un género: el “torradismo”. Consistía éste en la acumulación de elementos de éxito seguro entre la burguesía y las clases populares, con su trama sentimental, su especiado folletinero, sus gotitas de humor bonancible y una moraleja entre el conservadurismo y la carcundia. Casi nada de ello falta en Manolenka, que se rodó en Barcelona apenas finalizada la Guerra Civil. Se publicaron entonces un buen número de gacetillas basadas en este hecho. La “primera película española” se proclamaba en ellas.

La cinta se estrenó en marzo de 1940 con opiniones bastante unánimes sobre su inanidad. Los críticos resaltaban la belleza de Lina Yegros y poco más. Ródenas, desde las páginas de ABC le reprochaba al director que no hubiera realizado una “película más dinámica, con otro ritmo más alegre y atrayente, que se aislara en absoluto de ese aire de convalecencia, desmadejado y torpe que campea en todo el film”.

Poquito más podemos contarles de esta página hoy olvidada del cine circense español.

Manolenka (1939)
Producción: EDIMAN (Exclusivas Edici / Exclusivas Manzano) (ES)
Director: Pedro Puche.
Guión: Pedro Puche. Argumento: Ramón Torrado y H. S. Valdés.
Intérpretes: Lina Yegros (Julia), José Nieto (Carlos), Gabriel Algara (Perico), José María Lado (Juanón), Amparo Martí (Berta), Pablo Álvarez Rubio (Suárez), Francisco A. de Villagómez (Ricardo Esteban), Faustino Cornejo.
102 min. Blanco y negro.


2 comentarios:

Los Burgomaestres dijo...

Con vuestro permiso, admirados amigos, os tomo prestado el cartel de la película para ilustrar la entradita que sobre José María Lado tengo ahora entre manos. Enhorabuena por el blog.

Sr. Feliú dijo...

Querido Burgmaestre:
Cuánto bueno verle por aquí.
Ya sabe donde tiene usted su casa, Sr. Feliú