8 de mayo de 2010

Vida íntima de los autómatas y pintorescas aventuras de D. Liborio



Sanz y el secreto de su arte (1918), Maximiliano Thous y Paco Sanz

La vida íntima de los autómatas
La “vida íntima de los autómatas y la explicación gráfica de sus mecanismos” además de las “pintorescas aventuras de D. Liborio” nos ofrece este extraordinario documento urdido por el emprendedor ventrílocuo valenciano Paco Sanz, con la complicidad de Maximiliano Thous.

La película es un híbrido de lecciones de mecánica, demostración de las habilidades de Sanz como ventrílocuo y ficción en la que los autómatas se inmiscuyen en las actividades del resto de los mortales y demuestran tener pasiones y sentimientos más que humanos.

Una breve introducción nos muestra a distintos tipos de magos: el cabalista, el mélièsiano... Todo, para llegar al mago contemporáneo, en el que arte y técnica, misterio y negocio, van de la mano. Éste mago moderno queda ejemplificado en Paco Sanz, un hombre formal, enamorado de la guitarra y de la mecánica. Visitamos entonces su taller donde nos presenta a su familia mecánica: tipos populares como el trompas, el golfillo o las comadres cotillas.

Paco Sanz debe acudir al teatro donde actuará a continuación. Se produce entonces uno de esos momentos mágicos, de bizarro vuelo lírico. Sanz y sus ayudantes embalan cuidadosamente a los muñecos. Algunos viajan en sacos, tumbados en una camioneta. Sanz les sigue en su coche con chófer. El convoy ha adquirido un inopinado aspecto de cortejo fúnebre. Los muñecos inanimados son más humanos que nunca ahora que duermen su sueño de autómatas. Su artífice nos ofrece una muestra de su arte. Los diálogos, chispeantes, insertos en situaciones sainetescas se sustituyen por intertítulos:
Lleva, en vez de corazón,
Un perfecto mecanismo
¡Qué bien, si con las mujeres
Pudiera hacerse lo mismo…!

Sanz destripa a sus muñecos, los trepana y traqueotomiza hasta dejar al descubierto cada uno de sus secretos: los perfectos mecanismos accionados mediante un complejo sistema de palancas, válvulas y pedales que les insuflan vida.

La vida soñada de los autómatas
Esta vida es tan auténtica que parece un sainete. Por un quíteme allá un protagonismo y su puntín de celos, el muñeco más notorio de la compañía, Don Liborio, decide abandonar su creador. Regresa entonces a su pueblo vitoreado por las multitudes. En estas escenas Don Liborio comparte vagón de tren y agasajos con muñecos de carne y hueso.

Su vida dará aún un nuevo giro. Después de dos meses de molicie Don Liborio añora las bambalinas. Es presa de una duda hamletiana: regresar o no regresar. Decide consultar con la almohada.

Thous aprovecha entonces para montar unos cuantos festejos populares, rodados a modo de reportaje, alternados con los pertinentes contraplanos de don Liborio, que preside un baile o asiste a una corrida de toros rodeado de bellas con mantilla. La operación es, en principio, sencilla. Don Liborio sueña con documentales. Pero la cosa se va complicando porque acaso don Liborio sueñe que sueña. Una “puesta en abismo” progresivamente sofisticada y sugerente que convierten a Sanz y el secreto de su arte en una rara joya del cine silente español.

La película fue restaurada en 1997 a partir de diversos materiales depositados por la familia de Sanz en la Filmoteca de Valencia. Si están ustedes pendientes de las programaciones de las Filmotecas seguro que algún día se les pone a tiro.

Sanz y el secreto de su arte (1918)
Producción: Francisco Sanz Boldoví (ES)
Dirección: Maximiliano Thous y Paco Sanz.
Documental / Intérpetes: Paco Sanz, Lorenzo Mataix (mecánico) y los autómatas: Panchito, Juanito, Melanio, Fulgencio, Don Liborio, Lucinda...
1296 metros (la copia restaurada por la Filmoteca de la Generalitat Valenciana)


2 comentarios:

El Abuelito dijo...

... un documento imprescindible, del máximo interés, que pude ver en la exposición dedicada al circo en Valencia realizada hace cosa de año y medio... una verdadera joya!!

Anónimo dijo...

Hola! Su blog es magnífico.
Escribo ésta entrada porque quería preguntar si hay alguna posibilidad de encontrar éste material en internet, puesto que me llama muchísimo la atención y no lo he podido encontrar en ninguna parte.
Han pensado alguna vez en compartir éstas maravillas con el resto del mundo que no tiene acceso a su filmoteca, quizá subiéndolo a alguna fuente en internet, como youtube o google videos?

Muchas gracias por su tiempo.