10 de febrero de 2011

Annie, coge tu escopeta y ¡canta!




Annie get your gun (1950), George Sidney


Annie según Rogers y Hammerstein
El 16 de Mayo de 1946 Rogers y Hammerstein producen en Nueva York el musical Annie Get Your Gun con la cantante Ethel Merman en el rol principal. De las trece canciones creadas por Irving Berlin que se pudieron escuchar en el teatro, solamente diez acabaron siendo filmadas para este musical, siguiendo la norma no escrita de la MGM que exigía que los musicales no durasen más de una hora y cincuenta minutos y no contuviesen más de diez canciones. De las tres que se quedaron fuera, dos lo fueron a causa de la autocensura del estudio: "I´m a Bad Bad Man" y "Moonshine Lullaby". La primera habla de seducción y abandono –un poco arriesgado para 1950–, mientras la segunda glorifica una actividad ilegal –hoy en boga–, la piratería comercial, y no era cuestión de ofender los valores familiares.


En todo caso, las diez restantes son muy buenas canciones que hacen de este musical uno de los mejores de la historia, según muchos críticos. "Anything You Can Do", "Doin' What Comes Natur'lly", 'They Say It's Wonderful" y, por supuesto, 'There's No Business Like Show Business" son canciones que han sobrevivido al paso del tiempo y se han convertido en referentes del musical americano.



Annie según la MGM
El show de Buffalo Bill llega a la ciudad en tren. Charlie Davenport (Keenan Wynn) y Frank Butler (Howard Keel) cantan "Colonel Buffalo Bill" a modo de introducción y loa al legendario héroe: "Who's got the show that made the Wild West wild? / Who pleases every woman, man, and child? / Who does his best to give the customers a thrill? / Colonel! Buffalo! Bill!" El hotel está repleto de artistas. Los indios y los vaqueros han acampado en el jardin cuando irrumpe Annie Oakley cazando aves. Rodeada de cuatro niños, sucia –o morena– hasta la exageración y con unos modales rudos y, al mismo tiempo, inocentes, interpreta "Doin' What Comes Natur'lly", un retrato de su pobre condición y su alegre disposición.


Cuando Annie se cruza con Frank Butler su queda literalmente embobada, mientras éste expone cómo tiene que ser "The Girl That I Marry", justo lo contrario de lo que representa Annie. La joven le contesta con un divertido "You Can't Get a Man with a Gun", sin saber que el gerente del hotel la ha comprometido para un concurso de puntería en el que se va a enfrentar a Frank.


El concurso lo gana Annie para sorpresa de todos y la ofrecen participar en el espectáculo ya que "There's no Business Like Show Business". Comienza un viaje a través del país en el que Annie va cogiendo confianza, además de otro color de cara más adecuado para una dama. Los indios no llegan a adaptarse del todo a la vida en el ferrocarril y sus costumbres siguen resultando un tanto salvajes. Mientras, Annie aprende a leer y sigue intentando enamorar a Frank, consiguiéndolo, por fin, a la puesta de sol cantando a dúo "They Say It's Wonderful", aunque él se resiste a aceptarlo del todo y, feliz, canta "My Defenses are Down".


Ha llegado el momento de la verdad. Annie es anunciada como una gran atracción y en la arena no defrauda. Un excelente número de puntería sobre caballo que provoca los celos de Frank y la admiración de Sitting Bull, que la toma en adopción. Es la condición para que Sitting Bull trabaje en el show de Buffalo Bill, así que todo se dispone para el gran ritual de adopción, una fiesta "salvaje" en la que Annie es la protagonista. Es el momento para cantar "I'm an Indian Too" y para la mejor y más divertida coreografía de la película.


Todo está listo para el viaje a Europa. Todo menos Annie, que es un manojo de nervios. Además Frank ha decidido no ir: ya que la estrella es Annie, a él no le necesitan. Annie es agasajada con medallas por la realeza del viejo continente. La Reina Victoria se queda impresionada con el número del asalto a la diligencia que Annie desbarata con su certera puntería. A pesar de los éxitos y las medallas, Annie está triste. Añora a Frank…


Al regresar a Nueva York se organiza una recepción oficial en el Hotel Breevort. A ella acude Annie del brazo de Sitting Bull y con el traje repleto de medallas. Cuando se encuentra con Frank, continúan los celos y se cantan en duelo y a dúo "Anything You Can Do". Del reto del verso van al reto de los rifles. Quieren dirimir definitivamente quién de los dos es el mejor. Sitting Bull preparará su "filtro de amor" para que aún perdiendo Annie, gane a su amor definitivamente.


El beso final va acompañado de una coreografía realizada por decenas de caballos al más puro estilo Hollywood. Que ustedes la disfruten.


Annie según Judy Garland

En la película de George Sidney, las canciones brillan tanto como Betty Hutton, la actriz que sustituyó a Judy Garland en el papel de la heroina americana Annie Oakley. El papel estaba destinado para la Garland, que incluso llegó a rodar algunas escenas y un par de números musicales que se pueden ver como extras en la edición del DVD (http://www.dailymotion.com/video/xbupab_judy-garland-annie-get-your-gun-rus_shortfilms), pero su estado de forma no era el mejor en ese momento y finalmente se optó por Betty. Esta elección reforzó la energía y vitalidad del personaje y, a decir de muchos, fue la auténtica clave del éxito de la película. También tuvo que ser sustituido Frank Morgan –que interpretaba el papel de Buffalo Bill– quien murió de repente una vez comenzada la grabación. El papel del apuesto explorador lo realizó, finalmente, Louis Calhern.







Annie get your gun
(1950)
Producción: MGM (EEUU).
Director: George Sidney.
Guión: Sidney Sheldon sobre un libro de Herbert Fields y Dorothy Fields.
Música y letras: Irving Berlin.
Director musical: Adolph Deutsch.
Intérpretes: Betty Hutton (Annie Oakley), Howard Keel (Frank Butler), Louis Calhern (Col. Buffalo Bill Cody), J. Carrol Naish (Sitting Bull), Edward Arnold (Pawnee Bill), Brad Muro (Lil' Jake), Keenan Wynn (Charlie Davenport), Benay Venuta (Dolly Tate), Clinton Sundberg (Foster Wilson), Evelyn Beresford (Reina Victoria).
107 min. Technicolor.

1 comentario:

angeluco10 dijo...

Algo calificado como uno de los mejores musicales de la historia me obliga a ver,al menos,la película.