16 de febrero de 2011

Paul Newman es Buffalo Bill


Buffalo Bill and the Indians, or Sitting Bull's History Lesson
(Buffalo Bill, 1976), Robert Altman


Robert Altman’s Absolutely Unique and Heroic Enterprise of Inimitable Lustrel
Realizada el mismo año en el que se conmemoraba el 2º. Centenario de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica, la película de Robert Altman tuvo una pobre acogida por el público y por una crítica que no supo valorar la ironía y la sátira que el director quiso imprimir a la historia de su país. Después de
Nashville (1975), una película coral –tanto por la música como por la participación de numerosas estrellas– que sí tuvo el beneplácito de público y crítica, Altman se enredó en un ejercicio de revisión de la historia utilizando un personaje que ya de por si había reescrito la Historia a su medida: el legendario Buffalo Bill.


El Wild West Show está ultimando los preparativos para su gran espectáculo. Una
troupe de indios ataca a unos pobres colonos en un ensayo que acaba con uno de los extras pisoteado por los caballos. Ned Buntline (Burt Lancaster) explica a sus contertulios –hasta el desmayo– cómo creó la leyenda de Buffalo Bill. Annie Oakley (Geraldine Chaplin) y Frank Butler (John Considine), “el blanco humano más apuesto del mundo”, ensayan un nuevo número de puntería en el que Annie apunta mirando el reflejo de un espejo. El manager y productor Nate Salisbury (Joel Grey) recorre el inmenso decorado al aire libre con una gigantesca bocina con la que da órdenes a todos los participantes intentando poner orden en un caos de artistas y extras. Mientras, un apuesto Buffalo Bill (Paul Newman) que sueña con tener la cabellera tan larga como el general Custer, se rodea de tragos –uno al día, pero descomunal– y sopranos que no paran de cantar y compartir su cama.


Enemigos en el ‘76, amigos en el ‘85
Todo se revoluciona cuando se corre la voz que el gran jefe indio Sitting Bull (Frank Kaquitts ) va a participar en el show. El ensayo va bien porque han dado los caballos lentos a los indios. Todo el mundo está contento –en especial el “tío” Bill Y Salesbury– porque el negocio va sobre ruedas y con la incorporación de Sitting Bull se espera doblar la asistencia. El primer encuentro con el jefe ya supone un malentendido. Todo el mundo cree que el jefe es su intérprete (Will Sampson) que es bastante más alto que Sitting Bull y, evidentemente, más hablador.


Cuando Sitting Bull se acerca a parlamentar con Buffalo Bill sorprende a todos con sus peticiones, entre las que se incluye hablar con el presidente de los Estados Unidos con el que ha soñado que se va a encontrar en el espectáculo. También explica que la historia no fue tal y como la están contando en el espectáculo y exige algunos cambios: “ Los ríos fluyen con la sangre de mi gente. El viento sopla los ecos de las mentiras. El hombre blanco ha robado la verdad.” Sitting Bull quiere que los malos del espectáculo sean los blancos.


La luna de miel del presidente
Como había soñado Sitting Bull, el presidente de los Estados Unidos, Grover Cleveland (Pat McCormick),
y su nueva esposa anuncian su visita al espectáculo de Cody. Durante y después del espectáculo, Robert Altman nos regala una sucesión de secuencias con mucha intención. En una de ellas, Sitting Bull dirige unas palabras que nadie entiende al presidente y acto seguido le apunta con su revólver… pero dispara al cielo. En otra, la señorita Cavalini canta un aria para entretenimiento de los invitados, lo que provoca la excitación de Buffalo Bill. La señorita Cavalini rechaza la invitación de Cody porque su relación secreta con el general que acompaña al presidente ya es lo suficientemente salvaje, según le dice. Los diálogos y las líneas de cada personaje en toda esta segunda mitad están llevadas con un tono de comedia ácida que no gustó a muchos americanos, pero a nosotros nos encanta.


Buffalo Bill es Hollywood antes de Hollywood. Un star system de una sola estrella.


Bill and the Indians, or Sitting Bull's History Lesson (Buffalo Bill, 1976)
Director: Robert Altman
Producción: Dino de Laurentiis
Guión: Alan Rudolph y Robert Altman sobre la obra "Indians" de Arthur Kopit
Intérpretes: Paul Newman (William 'Buffalo Bill' Cody), Joel Grey (Nate Salisbury), Kevin McCarthy (comandante John Burke), Harvey Keitel (
'el sobrino' Ed Goodman), Allan F. Nicholls (periodista) Geraldine Chaplin (Annie Oakley), John Considine (Frank Butler), Will Sampson (William Halsey), Burt Lancaster (Ned Buntline), Frank Kaquitts (Sitting Bull), Will Sampson (intérprete de Sitting Bull), Robert DoQui (Oswald Dart), Mike E. Kaplan (Jules Keen), Bert Remsen (Crutch), Denver Pyle (McLaughlin), Noelle Rogers (Lucille DuCharme), Evelyn Lear (Nina Cavalini), Pat McCormick (el presidente Grover Cleveland), Shelley Duvall (Mrs. Cleveland), Bonnie Leaders (Margaret), Michael J. Kaplan (el tesorero), Alex Green (especialista), Gary Mackenzie (especialista)
123 min. Color

No hay comentarios: