25 de febrero de 2011

La vida de Cody



Buffalo Bill
(Las aventuras de Buffalo Bill, 1944), William A. Wellman


Esta película le hubiera gustado a Buffalo Bill. Su propia vida fue una mezcla de leyenda y realidad y esta película es fiel a eso. Aunque a uno le cuesta imaginarse a la auténtica Louisa Federici (en la película, Maureen O'Hara), la esposa de Cody, pariendo a su primer hijo en una cueva con comadronas indias,
Buffalo Bill retrata a nuestro héroe como todos lo imaginamos y como él hubiera deseado: fiel a los indios y a su esposa, un aventurero explorador éticamente intachable. En una vuelta de tuerca algo desmedida y paradójica, podría parecer el primer ecologista de la historia americana a pesar de haber contribuido notablemente a la extinción de los buffalos.


Y es que la película toma partido por los indios y se convierte en la película de indios por antonomasia, la película sobre la que dibujábamos nuestros juegos de indios y vaqueros. Los indios, liderados por "Yellow Hand", un joven Anthony Queen, que también interpreta a otro jefe indio,
"Crazy Horse", en They Died With Their boots On (Murieron con las botas puestas, 1941), son retratados por Wellman en todo su esplendor, con su noble apariencia, cientos de ellos, con sus coloridas plumas y su morena seriedad.


También toma partido por los búfalos y se detiene un tiempo en denunciar cómo la caza del bisonte y del búfalo se convirtió en un deporte de moda llegándose a cazar 5000 piezas en un mes. Curiosamente a Buffalo Bill se le atribuyen ese mismo número de búfalos a él sólo y por eso se ganó el apodo.


Las escenas de acción, las cargas del Séptimo de Caballería –estamos seguros de que a los guionistas no les importa si era el Cuarto–, la batalla cuerpo a cuerpo entre "Yellow Hand" y Buffalo Bill (Joel McCrea) ocupan la primera parte de la película y son trepidantes, te transportan de nuevo a un mundo de juegos donde el ruido de los rifles se mezcla con los aullidos de los nativos.


Maureen O'Hara está guapísima en ese viejo technicolor que baña todo el film, lo mismo que la jovencísima Linda Darnell, que interpreta a una inverosimil profesora india para niños blancos que no sabemos qué pinta en la película, excepto para que admiremos su belleza y para acentuar con su muerte –también inverosimil– la injusticia de la historia.


La segunda parte comienza cuando el sargento Chips encuentra la publicación de Ned Buntline (Thomas Mitchell) sobre Buffalo Bill en un puesto de revistas en el este de los Estados Unidos. Buffalo Bill se convierte en un fenómeno mediático de la noche a la mañana. Un montaje de portadas de periódicos y pancartas de bienvenida ayudan a que transcurra el tiempo, Como más tarde, la sucesión de imágenes de la campaña de desprestigio que urden contra él en la prensa. Y antes, con papelitos escritos a mano, carteles, invitaciones… ¡La película está plagada de textos!


Deprimido, refugiado en el alcohol y la soledad, en su camino se cruza con una feria. En el puesto de tiro entrega su medalalla del Congreso para conseguir unas tiradas. No se creen que es Buffalo Bill y tiene que hacer una demostración de puntería. Necesita trabajar así que se asocia con el feriante y se presenta como gran atracción, montado en un caballo de cartón piedra. El número no funciona cómo esperaban hasta que aparece su mujer para sujetar una moneda de dólar entre los dedos. Ella la cambia por un penny, una moneda más pequeña y le dice: "Shoot, Bill". Y Bill, dispara.


Para finalizar, el director nos resume –para nuestra desgracia– los casi treinta años que Bill pasó dirigiendo su propio espectáculo, con el que triunfa por toda América y Europa, con un nuevo montaje. Esta vez es una edición de imágenes animadas con algunas escenas circenses, no muchas, que se remata con un discurso un tanto anodino de Buffalo Bill.


Buffalo Bill (Las aventuras de Buffalo Bill, 1944)
Producción: 20th Century Fox (EEUU)
.
Dirección: William A. Wellman.
Guión: Æneas MacKenzie, Clements Ripley y Cecile Kramer
.
Intérpretes: Joel McCrea (William Frederick 'Buffalo Bill' Cody), Maureen O'Hara (Louisa Frederici Cody), Linda Darnell (Dawn Starlight), Thomas Mitchell (Ned Buntline), Edgar Buchanan (Sargento Chips McGraw), Anthony Quinn (Jefe Yellow Hand), Moroni Olsen (senador Frederici), Frank Fenton (Murdo Carvell), Matt Briggs (General Blazier), George Lessey (Mr. Schyler Vandervere), Frank Orth (Sherman, propietario de la barraca de tiro).
90 min. Technicolor

1 comentario:

El Abuelito dijo...

Wellman tiene grandes westerns, este lo recuerdo teñido de decadencia de arriba abajo; desconcertante en su ritmo dramático e inusualmente desesperanzado... aunque hace ya algunas centurias que la vi por última vez...