30 de abril de 2011

Más rápido que su sombra





Un amigo me ha encontrado esto por la red. Se trata de la versión portuguesa de Western Circus, uno de los casi cien títulos del popular personaje Lucky Luke, protagonista de los comics realizados por el dibujante belga Morris con guiones de René Gosciny. Era uno de mis personajes favoritos, pero no tengo recuerdo de este episodio, aunque he de confesar que mi obsesión por el circo comenzó mucho después de abandonar mi pasión por los comics. También tengo que confesar que prefería este personaje a Tintín, y que se disputaba mis favores con Astérix.


Western Circus está publicado en 1970 en la segunda serie de títulos realizada por Dargaud –la primera la editó Dupuis– y la historia comienza a enredarse cuando Lucky Luke se cruza con un estrafalario personaje, inspirado en W. C. Fields, propietario de un circo y deseoso de producir un auténtico espectáculo del Viejo Oeste, al estilo de Buffalo Bill. Volverá a encontrarse Lucky Luke con  con W.C. Fields en La Ballade des Dalton (1978). Era bastante usual que, además de utilizar personajes históricos,  Morris caricaturizara a personas famosas para encarnar a los personajes secundarios: Jean Gabin (Lucky Luke contra Joss Jamon, 1958), David Niven (Calamity Jane, 1967), Lee Van Cleef (Cazador de recompensas, 1972), Kirk Douglas (Las colinas negras, 1963), Alfred Hitchcock (La Dilgencia, 1968), Louis de Funès (El bandido mecánico, 1981), Gary Cooper (Remontando el Mississipi, 1961) han sido algunos de los que han acompañado al vaquero en sus aventuras.

 
Los indios primero atacan a los comediantes pero más tarde se prestan a formar parte de la farándula. Los numeros ganan en vistosidad, en acción y colorido. Todo parece marchar sobre ruedas hasta que aparece el malo de la historia. Pero tranquilos que para solucionarlo está nuestro héroe y Jolly Jumper.


Lucky Luke, es un cowboy solitario y de gran corazón. Es también el perfecto justiciero imperturbable y simpático, siempre acompañado de sus inseparables compañeros Jolly Jumper, el caballo más inteligente del Oeste y Rantanplan, el peroo más estúpido.


Les hemos seleccionado un ramillete viñetas para que ustedes se hagan una idea y vayan raudos y veloces a la librería de viejo más cercana o al rastrillo más apañado para hacerse con un ejemplar en castellano. Que ustedes disfruten.


MORRIS y GOSCINY:
Western Circus
Dargaud Editorial, 1970


1 comentario:

Olrik dijo...

Western circus, para mi es de una belleza y simpatía esta imagen final de todos en la foto ...