19 de diciembre de 2011

Circo, armónicas y comedia desarrollista



Su desconsolada esposa (1957), Miguel Iglesias 

Película muy menor de Miguel Iglesias Bonns, artífice en otras ocasiones de policiales estimables. El propio director reconocía que “no era nada del otro mundo” y que él la dirigió igual que lo podrían haber hecho Mariano Ozores o Pedro Lazaga. Y lo cierto es que la película tiene un cierto aire de familia con Las dos y media y… veneno (1959), el debut de Ozores en la dirección, y con las comedias desarrollistas que por aquellos años Lazaga realizaba para Ágata Films. Comedias en color e Hispanoscope, desarrolladas en ambientes de alta comedia pero con apuntes costumbristas, ocasionalmente fúnebres e incrustaciones musicales. 


La excusa argumental es la resurrección del industrial cataléptico Antonio Retama Cantueso (Conrado San Martín) lo que provoca el consiguiente enredo a costa del idilio entre “su desconsolada esposa” (Michele Codey) y su amigo César (Antonio Almorós). Éste, a su vez, es el novio de Dora “La Cometa” (Conchita Ortiz), estrella de la canción e hija del señor Domingo (Paco Martínez Soria), que trabaja como vigilante en el camposanto donde reposa el supuesto cadáver. 


Harto de negocios y de su familia política, Antonio decide dedicarse a su verdadera vocación: el jazzbandismo. Para ello cuenta con la complicidad de Dora, también despechada por la traición de César, y la colaboración de la propietaria de la boîte en la que ella actúa (María Teresa Serrano). 


El hecho de que Dora trabaje como cantante da ocasión a alargar el metraje con unas cuantas ilustraciones musicales. La más curiosa es la actuación de un trío de armónicas denominado Mundarmonik’s. En 1955 el quinteto Los Akkord’s gana un concurso internacional de armónicas en Centroeuropa y, a partir de ahí y con el apoyo decidido del representante en España de la casa Hohner, la moda del pequeño instrumento que cabe en un bolsillo se extiende rápidamente entre la muchachada hispana. Frente al estilo clásico y un poco solemne de Los Akkord’s surge el trío Mundarmonik’s, que dan un vuelco al repertorio tradicional, adaptando éxitos de la música ligera, y que incluyen pequeños sketches cómicos en su actuación. 


Pero si nos decidimos a proyectar en la carpa Su desconsolada esposa es por su inefable número final. Nada tiene que ver la canción con el argumento de la película, como no sea que el arreglo fuera especialmente adecuado para que Conrado San Martín y Paco Martínez Soria mimaran sus solos al clarinete y al saxo. 


 El escenario de la sala de fiestas se convierte en una minúscula pista en la que el ballet Dora’s Show arropa a Mari Carmen Yepes en una pantomima circense. También intervienen una acróbata y un malabarista anónimos y un forzudo cómico que uno juraría que es Fernando Rubio (http://ladyfilstrup.blogspot.com/2008/12/fernando-rubio-del-tapiz-al-plat.html). Mientras, Dora “La Cometa” canta: “Llevar dentro del alma su embrujo, / Soñar con el vaivén de su color. / Ya viene el circo / Al compás vibrante del tambor”. 


Su desconsolada esposa (1957) 
Producción: Concha Films / Imperial Films (ES) 
Director: Miguel Iglesias. 
Guión: Alejandro Dimas y Noel Clarasó, basado en una comedia de Antonio Paso y S. Martínez Cuenca. 
Intérpretes: Conrado San Martín (Antonio Retama), Conchita Ortiz (Dora “La Cometa”), Antonio Almorós (César), Michele Codey (Magdalena), Paco Martínez Soria (el señor Domingo), Carmen Porcel (Soledad, su mujer), Mari Carmen Yepes (Paula), Jesús Colomer (“Castañuelas”), María Teresa Serrano (Mary), Ramón Quadreny y el trío Mundarmonik’s. 
75 min. Color. Hispanoscope.

No hay comentarios: