14 de diciembre de 2011

Perplejidad y certezas de Leni Peickert



Die unbezähmbare Leni Peickert (La indomable Leni Peickert, 1970), Alexander Kluge 

Al final de Die Artisten in der Zirkuskuppel: Ratlos  habíamos dejado a Leni Peickert trabajando en una cadena de televisión, cambiando una forma de espectáculo por otra, una revolución por otra. 


Junto a von Lüptow, Leni sabotea las emisiones colando de matute una película de educación sexual. Cuando les ponen en la calle, deciden volver a lo que conocen: la carpa y el más difícil todavía. Pero Leni se da cuenta de que el circo era el sueño de su padre y no el suyo. Ahora no se trata ya de vivir “para el circo” sino de vivir “del circo”. 


Ensaya con una maqueta el número soñado por su padre: un grupo de elefantes bajando por un tobogán desde la cúpula de la carpa. Reclutan artistas en espectáculos de variedades y concibe un número cómico (¿?) de destrucción de narices de arcilla. Intenta hacerse con los servicios de dos miembros de la saga Durov que quieren desertar del Circo de Moscú durante su gira por Alemania. La competencia, que paga en dólares, se los arrebata. Ha llegado la hora de las armas. 


En poco más de media hora Alexander Kluge plantea y resuelve esta especie de coda a Die Artisten in der Zirkuskuppel, que es, al mismo tiempo, un ejercicio brechtiano sobre su propia película. 


No ofrece soluciones, plantea preguntas: ¿Se deslizarán mejor por el tobogán los animales cuadrados o los redondos? ¿Cuántas funciones podrían hacer los Durov por día? ¿Había que buscar una carpa más grande para acabar con el imperialismo? ¿Es posible la revolución después de la revolución? 


Die unbezähmbare Leni Peickert (La indomable Leni Peickert, 1970) 
Producción: Kairos-Film (AL) 
Guión y Dirección: Alexander Kluge. 
Intérpretes: Hannelore Hoger (Leni Peickert), Bernd Hoeltz (Von Lüptow). 
33 min. Blanco y negro. 



No hay comentarios: