25 de julio de 2012

Eran cuatro capitanes


El cinematógrafo ha buscado en numerosas ocasiones inspiración en el folletín de Teóphile Gautier, publicado por primera vez en 1863, sobre las aventuras románticas del espadachín y actor conocido como “Capitán Fracasse”.


El argumento viene a ser siempre más o menos el mismo. El Barón de Sigognac, noble venido a menos, reducido al furtivismo en sus propias tierras, habita en el castillo de la Miseria. Una anoche toca a su puerta una compañía de cómicos de la legua que representa farsas de la commedia dell’arte. Por amor a la dulce Isabelle, el barón se une a los cómicos para viajar con ellos a París, donde espera que Louis XIII remedie su infortunio. Pero, ay, el licencioso Duque de Moussy también se prenda de Isabelle. A la muerte del comediante Matamore, Sigognac decide ocupar su puesto en la compañía con el sobrenombre de “Capitán Fracasse”. De función en función y de duelo en duelo la compañía alcanzará reconocimiento y se ganará el derecho a representar en París el último acto de la farsa.


La primera versión para la pantalla es Le capitaine Fracasse (1909), con Jean-Marie de l'Isle en el papel titular. Led siguen: Capitán Fracassa (El capitán Fracassa, 1919), de Mario Caserini; la también italiana Capitan Fracassa (1940), con Giorgio Costantini; la doble versión italiana y francesa Le capitaine Fracasse (El capitán intrépido, 1943), dirigida por Abel Gance durante la Ocupación; la aventura de capa y espada Le capitaine Fracasse (El capitán Fracassa, 1961), protagonizada por Jean Marais; e Il viaggio di Capitan Fracassa (El viaje del capitán Fracassa, 1990), dirigida por Ettore Scola en clave de commedia dell’arte y con Massimo Troisi en el papel de Polichinela.


Habrá más. Éstas son las que nosotros hemos localizado. En la carpa hemos proyectado en días sucesivos -por aquello de comparar un poco- las dirigidas por Cavalcanti, Gance, Gaspard-Huit y Scola. Cada una es hija de su tiempo y de una concepción absolutamente disímil en cuanto a su adscripción genérica.


A pesar de ello, son escenas obligadas la llegada de los cómicos al Castillo de la Miseria en una noche de tormenta, la primera interpretación del capitán Fracasse en una representación de la commedia dell’arte, el entierro de Matamore extramuros de tierra santificada y el duelo a espada entre Sigognac y su enemigo. Lo demás –escenografía e interpretación, acentos e intenciones, amores incestuosos o galopadas espectaculares- tienen más que ver con los intereses de cada público y del entendimiento de sus gustos por parte de los creadores y las entidades que promovieron su realización.

Durante los próximos días iremos contándoles el aquel de cada una…

Filmografía en Circo Méliés:
Le capitaineFracasse (1929), Alberto Cavalcanti
Le capitaine Fracasse (El capitán intrépido, 1943), Abel Gance
Le capitaine Fracasse (El capitán Fracassa, 1961), Pierre Gaspard-Huit
Il viaggio di Capitan Fracassa (El viaje del capitán Fracassa, 1990), Ettore Scola

5 comentarios:

El Abuelito dijo...

Caray, me las voy a perder de momento, que me tiro al monte este mes... Un recuerdo especial para la extraordinaria versión de Abel Gance, que usted me descubrió. Recuerdo especialmente las seuencias iniciales, con el castillo ruinoso, el viejo criado, la llegada de los cómicos en la noche... Imágenes de gran poder que no hubiesen desentonado en cualquier clásico de la Universal de su momento. Tengo grabada y pendiente de ver la la versión de Cavalcanti, si todavía no me he decidido a hacerlo es por temor a borrar el magífico sabor de boca que el Fracasse de Gance me dejó...

Sr. Feliú dijo...

Ya las recuperará usted en septiembre... si es que lo que contamos por aquí le abre el apetito.

Felices vacaciones le desean sus nietos que bien le quieren

angeluco10 dijo...

Muy bien,me apunto al paseo de la fama de "El capitan Fracasse".

Admin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sr. Feliú dijo...

Ya puede verlas todas del tirón, don angeluco.

Gracias por su visita estival.