5 de octubre de 2010

Tira, la domadora



I'm No Angel (No soy ningún ángel, 1933), Wesley Ruggles

Ya tuvimos ocasión de presentarles a Mae West con motivo de su emparejamiento con W.C. Fields en
My Little Chyckadee, pero como dice en I'm No Angel “lo que importa no son los hombres que han pasado por tu vida sino la vida que han llevado tus hombres”.


I'm no Angel es Mae West en estado puro: la vulgaridad de su personaje está asumida hasta sus últimas consecuencias, los blues tórridos suenan, en su voz, a antro y a cama deshecha, los machos espectaculares -su apolíneo prometido Jack Clayton (Cary Grant), el trapecista Harry (Nat Pendleton) o el playboy millonario Kirk Lawrence (Kent Taylor)- alternan en su vida con los canallas sin escrúpulos -el dueño de un circo itinerante Big Bill Barton (Edward Arnold), el carterista que la chulea Slick Wiley (Ralf Harolde) o el picapleitos Benny Pinkowitz (Gregory Ratoff)-, y en su boca siempre una frase de doble sentido a punto. La más famosa de las aquí pronunciadas es aquella de “cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala... soy mucho mejor”.


Con semejante cóctel, comprenderán ustedes que el circo es poco más que una excusa. Todo el primer acto tiene lugar en el side-show que acompaña al circo de Big Bill Barton. Oficia de charlatán “Flea” (la pulga) Madigan (Russell Hopton). Don números fuertes sirven para atraer la atención del píúblico. El primero es el “hombre tortuga”, capaz de tocar la cítara; el otro, el que decide a todos los hombres a entrar en masa en el barracón es “la incomparable Tira”, una mujer que sabe manejarse entre gañanes mientras Slick, el tipo que la chulea, se dedica a vaciar los bolsillos de los incautos espectadores.


Mientras canta “They Call Me Sister Honky Tonk” Tira se exhibe vestida de odalisca y oculta parcialmente sus encantos con un velo semitransparente. Bien poco es, pero enciende la libido de los hombres del pueblo. Ella sólo se fija en el brillante que lleva en la sortija un tipo de Dallas que dice apellidarse Brown (William B. Davidson). Pero cuando está a punto de desplumarlo en una habitación de hotel aparece por allí Slick y lía el asunto al golpear al pardillo en la cabeza. Slick termina en la cárcel y, para contratar al abogado, Tira acepta por fin la propuesta de Big Bill de entrar en la jaula de los leones.


El número es un éxito inmediato y el día de Navidad Tira se presenta en el Madison Square Garden de Nueva York con un número sensacional. Big Bill anuncia su entrada y la banda ataca una fanfarria mientras Tira hace su aparición estelar con un vestido de domadora blanco, repleto de plumas y lentejuelas, subida a lomos de un elefante. Luego, mujer de armas tomar, a golpe de látigo y tiro de pistola hace salir a los leones y entra con ellos en la jaula. El momento escalofriante, el que le permite cobrar sumas astronómicas cada noche, se produce cuando mete su bella cabellera oxigenada entre las fauces de un león hambriento.


A partir de este momento la acción se desarrolla entre camerinos, lujosos áticos en Park Avenue y tribunales. Cary Grant, en su segundo título junto a Mae West después de acompañarla en su debut She Done Him Wrong (Lady Lou, 1933), no aparece hasta bien mediada la película y sólo en el tramo final cobra algún protagonismo. El show está concebido para el lucimiento exclusivo de miss West, que, no en vano, firma también el argumento y el guión.


Dirige Wesley Ruggles, contratado por Paramount un año antes, debido al éxito de la primera versión de Cimarron (1931). A pesar de tratarse de un western y de que las películas que dirigiera en los años veinte fueran en su mayoría melodramas, Wesley Ruggles se había formado como actor en la cuadra de Sennett y había aparecido en algunos títulos junto a Chaplin, así que la comedia no era terreno desconocido para él. Sí, esta comedia sofisticada, basada en el diálogo y en unos argumentos que el estudio forzaba al límite antes de que estuviera plenamente operativo el código Hays. Por eso I'm No Angel es lo que se suele denominar un “pre-code” y ahí reside buena parte de su encanto. Ver a la garrida Mae West empuñar el látigo la noche en que decide que por dinero es capaz de meter la cabeza entre las fauces de un león no es el menor de ellos.



I'm No Angel (No soy ningún ángel, 1933)
Producción: Paramount Pictures (EEUU)
Director: Wesley Ruggles.
Argumento y Guión: Mae West.
Intérpretes: Mae West (Tira), Cary Grant (Jack Clayton), Gregory Ratoff (Benny Pinkowitz), Edward Arnold (Big Bill Barton), Ralf Harolde (Slick Wiley), Nigel De Brulier (Rajah, el adivino), Nat Pendleton (Harry, el acróbata), Kent Taylor (Kirk Lawrence), Gertrude Michael (Alicia Hatton), Russell Hopton ('Flea' Madigan), Dorothy Peterson (Thelma), William B. Davidson (Ernest Brown), Gertrude Howard (Beulah), Libby Taylor (Libby), Hattie McDaniel.
84 min. Blanco y negro.


No hay comentarios: