26 de agosto de 2009

Cerebro, corazón y tripas


Pierre Étaix
23 de noviembre de 1928 (Roanne, Francia)


"Grâce a Yoyo,le film, je fus définitivement adopté par mes amis les clowns et artistes de cirque: ils reconnaissaient la quelque air de familie. Avant, bien sûr, on m'acceptait dans les coulisses, mais tout sincèrement passionné que j'etais, je restais un étranger. Je comprends parfaitement cette attitude. Le cirque est trop envahi de voyeurs dérisoires qui confondent religion et fetichisme, d'amateurs non éclairés quiu travestissent un art en folklore à roulottes, qui símaginent que la piste est toujours "aux etoiles". Ils sont très durs, les "sang-bleu" du cirque"

Pierre Étaix

(Gracias a Yoyo, la película, fui adoptado definitivamente por mis amigos clowns y artistas de circo: reconocían algún aire de familia. Antes, por supuesto, me aceptaban entres bastidores, pero por muy sincero o apasionado que yo fuera, yo seguía siendo un extraño. Comprendo perfectamente esta actitud. El circo es invadido demasiadas veces por mirones irrisorios que confunden religión y fetichismo, de aficionados poco claros que transforman un arte en folklore de caravanas, que se imaginan que la pista está siempre "llena de estrellas". Son muy duros, los "sangres-azules" del circo.)

Un carablanca en blanco y negro
Pierre Étaix nace en 1928 en la ciudad francesa de Roanne. Entre sus primeros recuerdos cinematográficos están los cortos de Chaplin, Harold Lloyd y Stan Laurel que su padre proyectaba en un Pathé Baby. A mediados de los años cincuenta se traslada a París. Allí comienza a colaborar con Jacques Tati como dibujante y creador de gags para Mon oncle (Mi tío, Jacques Tati, 1958). El Óscar que el mentor de Étaix obtiene por esta película le da ánimos para tomar varias iniciativas, entre ellas la novelización de ésta y su anterior película que encarga al entonces joven Jean Claude Carriere –el coguionista de Buñuel en sus películas francesas de los sesenta y los setenta- y que Étaix ilustra con un gusto exquisito.

Tanto Le Soupirant como las tres siguientes películas de Étaix se estrenan en España: Yo-Yo (Yoyó, 1964), Tant qu'on a la santé (Mientras haya salud, 1965) y Le grand amour (El gran amor, 1968). En cambio, Pays de cocagne (1971) y sus nuevas aproximaciones al cine de finales de la década de los ochenta, permanecen inéditas. En El gran amor, Étaix elige como compañera de reparto a Annie Fratellini, la nieta de Paul Fratellini. Un año después contraen matrimonio. En 1974, cuando el cine ha pasado a un segundo plano en sus vidas, ambos fundan la Escuela Nacional de Circo. La pareja aparece en I Clown (Los clowns, Federico Fellini, 1970).

Poco después Étaix colabora con Jerry Lewis en la malograda “The Day the Clown Cried”, sobre la que les hablaremos próximamente.

En los primeros tiempos del cine, los comediantes se dirigían invariablemente a las tripas de los espectadores. De allí brotaban las carcajadas provocadas por las delirantes persecuciones y batacazos de Sennett o Larry Semon. Chaplin extendió a todo el mundo la idea de que la risa también puede brotar del corazón y que emoción y comedia no tienen porqué estar reñidos. El último paso fue llevar la comedia al cerebro del público. Tal es el terreno de Keaton. El mérito de Jacques Tati y Piere Étaix es haber construido un humor cinematográfico que afecta por igual a nuestras tripas, nuestro corazón y nuestro cerebro… si es que aún nos queda alguna de las tres cosas.

Sr. Feliú


Filmografía comentada en Circo Méliès:

Mon oncle (Mi tío, 1958) de Jacques Tati, ayudante de dirección
Pickpocket (Pickpocket, 1959), de Robert Bresson, como el segundo cómplice
Le Soupirant (El pretendiente, 1963), director, co-guionista con Jean-Claude Carrière e intérprete
YoYo (Yoyó, 1965), director, co-guionista con Jean-Claude Carrière e intérprete (YoYo y El millonario)
Le Voleur (El ladrón de París, 1967), de Louis Malle, como un carterista
Le grand amour (1969), director, co-guionista con Jean-Claude Carrière e intérprete
I Clowns / Die Clowns (Los Clowns, 1971), de Federico Fellini, como él mismo

No hay comentarios: